miércoles, 23 de marzo de 2016

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DEL CIBERBULLYING

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS DEL CIBERBULLYING
El Viejo Nuevo Mal
El ciberbullying es un mal nuevo, solo las generaciones que nacieron con internet, con teléfonos inteligentes y con redes sociales como forma de contacto social y con el mundo, son aquejadas de manera tan profunda por este fenómeno; estas generaciones y las que han ido evolucionando junto con el internet, quienes se han adaptado a este mundo cibernético, y han podido ir de la máquina de escribir, a la computadora; de la computadora, a la laptop; de la laptop, al teléfono inteligente; del teléfono con teclas, al touch; del hi5, a whatsapp; de Windows, a windows 8.1 etc. Son quienes sufren de ciberbullying, de forma significativa.


Pero existen personas que no tienen celular, que no tienen cuenta de Facebook, no consultan internet y no se comunican a través de alguna red social, aún en nuestros tiempos. Esto puede tener que ver con la edad, con sus valores, su capacidad adquisitiva, con las vías de comunicación que tenga la zona en la que viven, con su filosofía de vida o cuál es su pasión en la vida. Lo importante es que existe un sinfín de personas que viven en un mundo ausente de ciberbullying, que no son tocadas por él, y ésa es una ventana abierta, un camino de salida para quienes lo viven.


En contra propuesta se puede afirmar que es un mal viejo, porque al ciberbullying, si le quitamos la envoltura de las nuevas tecnologías y el anglicismo, si lo vemos sin ningún atenuante, es violencia, la antigua, destructiva, corrosiva, antiquísima violencia. En la película odisea 2001 un chimpancé levanta su brazo con un hueso en la mano para usarlo como arma y mata a su contrincante, así de arcaico y destructivo es el ciberbullying. Podemos decir que es la ley del más fuerte en todo su apogeo, o la antigua lucha que Freud plantea entre el eros y el tánatos pugnando por tomar el control de nuestras acciones, con la contención de la sociedad acallando ambos instintos.


Con la violencia, gana el instinto de muerte, éste puede originarse para sobrevivir, por miedo, por enojo, frustración, venganza, para tener la efímera sensación de que tenemos el control, de que nos salimos con la nuestra, de que la vida tiene sentido y la tenemos bajo control. Eso mismo pasa con el ciberbullying solo que recubierto, envuelto con un papel diferente, llaga como un mensaje de texto, la vibración del celular, una foto o video circulando por Facebook, un meme o los escritos de un blog, todo con contenido violento, con el objetivo de aterra, humillar, desvalorizar, amenazar, extorsionar o herir de alguna manera a otra persona, o por lo menos intentarlo; puede ser que quien ejerce este tipo de violencia lo haga con el pretexto de que es divertido, y que quienes observan lo justifiquen debido a que son niños o jovencitas, personas inmaduras, divirtiéndose, pero eso no es diversión, la acción y sus consecuencias, nos indican claramente que se trata de violencia.


Los conceptos de bullying y posteriormente ciberbullying fueron acuñados por ciertas características que los diferencian de otro tipo de violencias de las que adolece nuestra sociedad, dos de las características de este fenómeno son: es una violencia entre pares, menores de edad y con el tiempo la conducta desaparece incluso se comenta que la mayor incidencia es entre los 11 y 14 años. En el caso del ciberbullying tendríamos que aumentar una más y es que la violencia se ejerce a través de algún medio electrónico o tecnológico, blog, pagina web, video, mensaje de texto, celular etc. Es decir cualquier tecnología de la Información y de la Computación (TIC).


Una definición de bullying sería:
“Una conducta de persecución y agresión física, psicológica o moral que realiza un alumno o grupo de alumnos sobre otro, con desequilibrio de poder y de manera reiterada” (Fernández, 2001).


Tomar estas aseveraciones como ciertas nos llevan a ver el problema del bulliying como evolutivo, si tomamos la violencia como innata (Freud, 1920), entonces es sólo cuando triunfan los valores sociales del respeto, al solidaridad, la tolerancia, la empatía y la cabal diferenciación entre el bien y el mal, que este fenómeno cede y desaparece de la conducta del individuo. Por ello el buen manejo de esta etapa evolutiva en nuestros niños es responsabilidad de toda la sociedad, debido a que si el infante no integra estos valores sociales y lineamientos de comportamiento en la etapa temprana de su vida, se convertirá en un su edad adulta, en un ser violento, desadaptado, peligroso para sí  mismo y quienes le rodean al cometer delitos que ya no se pueden denominar bullying o ciberbullying,


Pero existen otras teorías explicativas del fenómeno, la teoría de la carencia nos plantea un problema similar, al sostener que la conducta agresiva se comete como consecuencia de un déficit ya sea por la frustración que provoca no conseguir algo o por la errónea interpretación de una realidad, es cuando los menores aprenden a manejar su frustración, emociones y a dar una interpretación alternativa a las situaciones que el fenómeno desaparece.


Otros autores se basan en la teoría clásica del dolor (Pavlov, 1963) esta teoría del dolor sostiene que estímulos adverso son los desencadenantes de la conducta agresiva, mientras mayor sea el dolor recibido mayor podrá ser la respuesta agresiva, es una teoría reactiva de la agresión, donde se agrede debido a la agresión de otro. “se produce el enojo como una consecuencia de experimentar un sentimiento primario” (Gordon, 2005, pág. 120)120, es decir la agresión es un sentimiento secundario que encubre sin reflexión aquello que nos ha pasado en casa o en otro espacio.


El bullying y por ende el ciberbullyin, también puede estar motivado por la presión social que ejerce la “necesidad de pertenecer al grupo” (Pronk, 2009) esto quiere decir que si el grupo de iguales o el líder comete agresiones sobre alguien el resto del grupo hará lo mismo para no desvincularse. La necesidad de poder de dominar o el poder y status social son otras dimensiones que se deben tomar en cuenta al tratar del tema de bullyin. Los agresores gozan de un estatus social mejor que el de las víctimas y un mayor reconocimiento (Ortega, 2010) podría pesnarse que en el caso específico del ciberbullying esta ventaja no existe, porque no hay audiencia física y el reconocimiento de la acción no es en la vida cotidiana y suele estar acompañado de anonimato, pero los 2587 y los 24578 likes, proveen al autor del ciberbullying de la audiencia y el reconocimiento que buscaba, la auto defensa puede ser otro factor, algunos escolares pueden interpretar que es mejor agredir que ser agredido.


Hemos estado utilizando el termino bullying para definir y comprender el fenómeno ciberbullying debido a sus similitudes, en ambos casos se trata de violencia entre pares, que tiende a presentarse en ámbitos escolares, el ciberbullying puede ser considerado una nueva modalidad o sub tipo de bullying, pero indirecto, el cual tiene características propias y distintivas aportadas por los medios electrónicos. Lo podemos definir de la siguiente manera: “Un acto que involucra el envío o la publicación de textos dañinos, crueles o imágenes usados en internet o dispositivos de comunicación digital siendo un acto evidente de agresión intencional online.


Debido a que es un fenómeno relativamente nuevo solo unas décadas a partir de que los niños y jóvenes tiene acceso a las nuevas tecnologías de manera tan cotidiana, en ocasiones el ciberbullying no está considerado como uno de los principales peligros a los que los jóvenes están expuestos, ni si quiera en internet, creemos que los mayores peligros son contactar con extraños y los virus informáticos (Van debosch, 2008) no obstante, el 93% de las víctimas manifiestas que el cyiberbullying les afecta negativamente (Raskuskas, 2007)


Se le han dado diversos nombres dependiendo de la forma o el contenido de la violencia por ejemplo: Flaming: ocurre en foros públicos en línea, donde una víctima es objeto de mensajes groseros y continuos hasta convertirse en  flame war o llama de guerra (Kowalski, 2010, pág. 56) .
Online harrassment (acoso en línea): o text war (guerra de textos) (Kowalski, 2010, pág. 56) es el ataque repetido a través de e-mails o mensajes de texto.
Identity Theft (robo de la personalidad): ocurre cuando el agresor suplanta a la víctima en el ciberespacio o a través del móvil con el objetivo de enviar información perjudicial para enfrentarlo con sus amigos o de dañar su reputación (Kowalski, 2010, pág. 56).
Outing (violación de la intimidad): referido al envío de información personal que la víctima mantiene en secreto y que es filtrada a la red (Kowalski, 2010, pág. 56).
Exclusion/ostracism (exclusión): se presenta como la exclusión de alguien a través del bloqueo o eliminación de grupos online con un propósito cruel (Kowalski, 2010, pág. 56).
Misinformation (mal informados): se refiere a la difusión de rumores para dañar a la otra persona (Kowalski, 2010, pág. 56).
Cyber stalking (cyber acoso): Sería acoso a otro nivel más intenso implicando amenazas repetitivas (Li, 2007; Willard, 2006).
Happy slapping: implica vídeos degradantes que son tomados por un espectador mientras el agresor o un grupo golpea a su víctima, quien se encarga de difundirlos a través del móvil o de internet (Dooley, 2009)
Sexting: puede ser definido como el envío de videos (sin consentimiento) con contenido sexual de la víctima a un grupo de personas (Spears, 2009).

Independiente mente de la forma, el contenido y los medios, podemos aseverar que las consecuencias psicológicas del ciberbullying son las mismas que la violencia psicológica indirecta, verbal, emocional, el acoso y la persecución potenciadas por ciertas características que son propias del ciberbullying.


Las consecuencias psicológicas en la víctima suelen ser las siguientes: Culparse a sí misma y vergüenza, impotencia, miedo constante, aislamiento y soledad, minimización, sin poder, sumisión, se olvida de sí misma, se siente confundida, dependencia, depresión. (Suman Bhattacharjea, 2003, pág. 22). También se puede hablar del silencio que protege la violencia, dudar de si mismo, baja autoestima, decrecer en habilidades, ansiedad, falta de amigos, problemas de salud, depresión, ansiedad, neurosis, desequilibrio psicológico, baja autoestima escolar, Sensación de atrapamiento constante, incluyendo la muerte.


Por otro lado las víctimas pueden dividirse en dos grupos respecto a los sentimientos que reportan, por una parte está el porcentaje de víctimas que dicen no sentirse afectadas por las agresiones (Hinduja, 2007) y por otro lado las que dicen sentirse enfadadas o tristes (Hoff, 2009), los sentimientos de las víctimas varían sustancialmente dependiendo del tipo de agresión, las repercusiones de ésta en la vida cotidiana, la interpretación que hace la víctima sobre la agresión  y el perfil emocional de las víctimas.

En el caso de los Agresores las características psicológicas y las consecuencias emocionales son: la desconexión moral, falta de empatía, dificultad en el acatamiento de las normas, dependencia a las tecnologías, medio, búsqueda de venganza, poca tolerancia a la frustración, son personas que no encuentran una salida eficiente a su ansiedad y frustración,  “la ansiedad que le da origen se convierte en cólera” (Golant, 1999, pág. 31).


A diferencia de otro tipo de violencia las personas que ejercen el ciberbullying no son fácilmente detectables en la vida cotidiana, pueden no presentar actitudes hostiles o bajo rendimiento en la escuela, ausentismo escolar o ingesta de alcohol y drogas, pueden ser personas adaptadas incluso simpáticas y con buena elación con los maestros. Esto es porque el ciberbulying se trata de violencia indirecta la cual tiene sus propias características y por ende define a la persona violenta, por ejemplo el anonimato


El acosador requiere del anonimato es una conducta desinhibidoras con escasa carga psicológica y ofrece a  la persona la facilidad para ejercer la violencia, esto requiere de premeditación, los fenómenos de Bullying siguen una serie de acciones (Rigby, 2007) intencionalidad de hacer daño; el deseo expreso de actuar y lastimar a alguien. Es la misma situación que utilizan los lugares para bailar cuando solo son algunas luces apagándose y encendiéndose, por ende se puede inferir que el ciberbullyin no es una cuestión de violencia imprevista e impulsiva.  


El anonimato es una de las características más importantes del ciberbullying, debido a que es una violencia indirecta, la persona que violenta no se arriesga a ser detectada, lo cual provoca incertidumbre, y esto potencia la ansiedad y la sensación de no tener escapatoria en la víctima, una de las necesidades del cerebro humano es encontrar forma, sentido y lógica a lo que creemos incompleto, el no poder lograrlo crea ansiedad, tensión, stress, en una película de terror se explota esta situación, alargan el momento de encontrar al monstro o ponerle forma agregan música y suspenso, para mantener en vilo al espectador, tensión, miedo, ansiedad, incertidumbre, a lo desconocido, una vez que el monstro salta, se ve el rostro, ya sabes de donde salió el asesino, después del grito nuestro cuerpo sabe qué hacer, esta es una de las armas psicológicas agregadas al ciberbullying, no saber, no dar figura, forma, a quien te ataca.


Por otro lado el anonimato es la base para que la persona que ejerce ciberbullying pueda hacerlo sin necesidad de red o prestigio social en la vida cotidiana, esas son unas de las cosas que son tan atrayentes del ciberbullying para alguien que necesita recurrir al poder a la humillación y violencia a través de las redes sociales. Por las mismas razones la fuerza física y el tamaño no importan. Si algo nos atrapa del internet, las redes sociales, los muros en Facebook y los blogs y demás plataformas que tenemos a nuestra disposición, es que podemos ser quienes queremos ser, el color, la forma, lo que decimos a quien lo decimos, cuando estamos frente a alguien en el mundo real no podemos esconder que somos bajitos, altas, tímidos, inteligentes etc. Nos podemos evadir de la realidad, esa que no nos gusta.


Si algo  mueve a la violencia, es la necesidad de control, la necesidad de sentirte más que el otro, más fuerte, es una sensación de poder sin igual, tanto que muchas personas quedan atrapadas en esta trampa del poder, cuando insultas a alguien o golpeas a alguien siempre existe el riesgo de enfrentar las consecuencias, un compañero que lo comenta, una profesora que se da cuenta, las reglas de la escuela expulsándote, pero nuestras leyes todavía no alcanzan a las nuevas tecnologías, no existe una ley y un mecanismo efectivo que detecte y castigue los delitos cibernéticos, ni siquiera existe el concepto o la ley que los contemple por ello este tipo de violencia en ocasiones es indetectable, y aunque lo sea, es extremadamente difícil controlarla o sancionarla, como parece no tener consecuencias.


Por ende las consecuencias emocionales en quien ejerce la violencia se cree inmune, engrandecido, con una falsa sensación de poder y desahogo, corre el riesgo de perderse en el ciberespacio, y no esforzarse por ser quien quiere y desea ser en el mundo real, donde en realidad se siente insatisfecho, ansioso, enojado, frustrado, se convierte en un ser emocionalmente inmaduro que no quiere crecer ya que solo encuentra satisfacción siendo quien causa terror psicológico a los demás.


Lo conflictivo con el ciberbullying es que es difícil entender los alcances de lo que haces, es como entender que es el infinito, siendo seres finitos, es difícil atrapar el concepto, cuando nos dicen que en la red, logras alcanzar a miles de personas de todo el mundo, es solo una concepto como el infinito, pero escribimos sin reflexión, sin pensarlo y cuando lo piensas es difícil poder comprenderlo, la gente verá mis comentarios, y ya no serán míos, no tendré control de ellos, y mis palabras, las imágenes, las grabaciones o lo que sea que ingrese a internet, llegará a la realidad, puede hacer daño real, en la vida cotidiana, no es daño imaginado o suave, es un daño real.


La violencia no tiene límite de tiempo, en el ciberespacio la información se queda por siempre, no acaba, las cosas que escribiste no se borran por un lado porque es la naturaleza de la web porque todo lo que está en la red es imperecedero, esto facilita que la víctima pueda leer y releer o ver lo que el agresor ha publicado un número indefinido de veces y por otro, porque deja de ser nuestra información y a las personas te conozcan o no pueden reproducir o propagar el material agresivo.


Me da la impresión de que las generaciones actuales buscan la comodidad constante, no ir al cualquier lugar, nacieron con microondas, celulares, correctores de texto, miles de canciones en un solo archivo con solo un botón y dinero que no se ve, solo se traspasa, lo que nos lleva a lo que nos da el ciberespacio, violencia rápida y cómoda y en cualquier lugar, le facilita la vida a mucha gente, sobre todo a aquellos que no tienen la fuerza física y el encanto social como para ejercer la violencia de manera directa o para aquellos que han pensado en las consecuencias y prefieren esconderse en el rincón obscuro de lo digital, lo que facilita dejar al descubierto y sin escondite a quien se ciberacosa.


Sin escondite o la sensación de atrapamiento constante diferencia al ciberbullying de otros estilos de violencia entre pares, cuando alguien te violenta, agrede o acosa de cualquier manera en la escuela, en el trabajo, incluso en la calle, puedes evadir el lugar, el horario, a la persona, sabes quien es, donde coincide o coinciden contigo y dónde existen espacios donde te puedes esconder, pero en el caso de ciberbullying llevas la amenaza contigo todo el tiempo,  ya que una burla, amenaza, extorción, puede llegar hasta tu escondite más seguro con el solo hecho de que tu teléfono celular vibre. Estamos acostumbrados a ver este tipo de herramientas como personales, mi teléfono, mi pc, mi página de facebook, todo está diseñado para crear la sensación de que somos dueños y señores de ese espacio, es un lugar seguro, pero cuando tu lugar seguro es violentado, pareciera que han entrado en ti. es como estar incierto en la película de Fredi Kruger nadie sabe quién es el asesino y nadie escapa, te encuentra en el espacio más íntimo tus sueños no hay como escapar, no hay a donde ir, hago la comparación de con los sueños porque los ciberespacios parecieran mundos aparte que intentamos hacer a medida, con un solo clik desaparece un amigo indeseable en face, con una nueva configuración el espacio virtual se pinta de morado y escuchas música de tu preferencia, depositamos en internet, nuestros sueños, ideales, valores, esperanzas, amigos, pareja, confianza, cuando alguien con acoso abuso o violencia agrede este espacio agrede también esta parte de nosotros. La autonomía, el control de estos ideales, sueños etc.

Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.
Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 5571575096 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.
https://es-la.facebook.com/people/Elena-Vega/100009279222360
Gracias
Elena Vega

Bibliografía

Dooley, J. P. (2009). Cyberbullying versus face-to-face bullying. A theoretical and conceptual review. Journal of Psychology, págs. 182-188.
Fernández, M. y. (2001). "Para saber más sobre la violencia escolar". revista interuniversitaria de fomración del profesorado No. 41, 13-17.
Freud, S. (1920). Más allá del principio del placer. Buenos Aires: Amorrortu Editores.
Golant, D. G. (1999). El golpeador, un perfil psicológico. Buenos Aires - Barcelona - México: Paidos.
Gordon, T. (2005). Pádres Eficaz y Técnicamente Preparados. México, D.F.: Diana.
Kowalski, L. y. (2010). Ciberbulling: el acoso escolar en la era digital. Bilbao: Descleé de Brower.
Ortega, R. y.-M. (2010). Social Networks, ICTs and Cyberbullying. En J.A.Mora Merchán y T. Jäger (Eds), Cyber bullying A cros-national comparsion . Landau: Vergal Empirsche Pädagogik.
Pavlov, I. S. (1963). Psicología refelxológica. Buenos Aires: Paidós.
Pronk, R. y.-G. (2009). It´s "Mean", but wath does it mean to adolescents? Relation aggression described by victims, aggressors and their peers. Jurnal of Adolescent Reserch, págs. 175-204.
Raskuskas, J. y. (2007). Involvement in Traditional and electronic Bulling Amog Adolesents. Development psychology, 564 - 575.
Rigby, K. S. (2007). Implications of inadequate parental bonding and peer victimization of adolescent mental helt. Jurnal of adolescence, 801-812.
Spears, S. O. (2009). Behind the scenes and screens. Insight into the human dimension of covert and cyberbullying. Psichology Jurnal of Psychology, págs. 189-196.
Suman Bhattacharjea, E. F. (2003). Aisitente para la resolución de conflictos familiares. México D.F.: Gem- Vereda- Themis.
Van debosch, H. y. (2008). Defining cyberbullying: A quialitative reserch into perceptions of youngsters. Cyber Psychology and Behavior, 499-503.


Datos personales

Mi foto

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Tenemos por objetivo coadyuvar en la eliminación de la violencia de género, en el Estado de México a través de la terapia.

Los principales temas que trabajamos son la violencia hacia las mujeres de la diversidad sexual y mujeres que se encuentran es situación de violencia familiar.

Brindamos atención psicológica individual, de pareja, de grupo (constelaciones familiares), psicoterapia con hipnosis Ericksoniana, peritajes psicológicos en caso de juicios familiares y penales.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual, a través de cambios significativos al interior de las personas.

 Elena Vega

http://www.desarrolloymovimientoenequilibrio.pagina.gr

 

sociedadequilibrio@yahoo.com.mx

0445520718202

59923182

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual