domingo, 7 de febrero de 2010

VIOLACIÓN, MITOS Y REFELXIONES


La violencia contra las mujeres es muy antigua, pero sólo recientemente hemos aprendido a descubrirla y a llamarla por su nombre. Cada día más mujeres rompemos el silencio, denunciando la violencia y luchando por que los agresores sean castigados. Cada día tenemos mayor consciencia de que TENEMOS DERECHO y PODEMOS vivir sin violencia.
El problema de la violación sexual es un problema de salud pública que nos afecta y atañe a tod@s, ya sea de manera directa o indirecta.



¿Que es la violación?

Para que un acto sexual sea aceptable debe realizarse por mutuo acuerdo y consentimiento, lo que significa que ambas partes deben desearlo y estar de acuerdo.

La violación sexual ocurre cuando: Un individuo te obliga a participar en una acto sexual en contra de tu voluntad.

Esto incluye manoseos o penetración de la vagina, la boca, pene o el ano de la víctima, o forzar a la víctima a tocar el pene, el ano o la vagina, de la persona agresora. El manoseo y/o la penetración se puede llevar a cabo con la mano, con el dedo, con la boca, con el pene o con cualquier otra cosa incluyendo objetos.

También constituye una violación sexual el hacho de que la víctima se encuentre en estado alcohólico, drogada(o), inconsciente, o esté mentalmente incapacitada para acceder a participar en un acto sexual.

En el caso de una menor de edad, se trata de violación aún y cuando la víctima haya consentido en llevar a cabo el acto con una persona adulta, debido a que siendo menor de edad, aun no se tiene la fuerza emocional y la información para manejar una contacto sexual.

La fuerza física no es siempre el factor primordial para violar sexualmente a una persona. Los agresores pueden recurrir a amenazas o a la intimidación para hacer que sus víctimas se sientan atemorizadas o imposibilitadas para detenerlos y en caso de menores de edad la seducción.

Cuando una mujer tiene una relación de pareja (novio, esposo, pretendiente etc.) con el hombre que la viola, ella y otros pueden estar confundidos en cuanto a sí el ataque fue realmente una violación. Al respecto es importante mencionar que, el contrato de matrimonio no borra el derecho de la esposa, de decir no a su esposo.

Por otro lado a pesar de que una mujer diga en un primer momento que sí, y después se arrepienta, la otra persona no tiene ningún derecho a obligarla a “cumplir” con lo que inicialmente aceptó. Nunca es tu culpa el haber sido violada sexualmente, tu estás en pleno derecho de decir NO en cualquier momento. También puedes cambiar de parecer cuando se te antoje: Aún cuando has tenido relaciones sexuales con un individuo.

También existen conductas que se refieren más a manipulación y que no son en el estricto sentido legal una violación, por ejemplo cuando tu pareja no usa o no te permite usar métodos anticonceptivos cuando tu si lo deseas, amenazarte con decir a otros lo que haces o no haces en la intimidad, decirte que si tu verdaderamente lo amas lo vas ha hacer etc. Estas conductas indican que esa persona en un abusador emocional con ansia de control, si esto te sucede entonces debes pensar seriamente en solicitar ayuda.


¿Quien es responsable?


Al hablar de violación sexual, es muy común encontrarnos con la creencia de que la víctima de alguna manera es responsable por el crimen, culpando o responsabilizando a la víctima con preguntas y afirmaciones tales como: '¿Que estaba haciendo afuera sola?' o 'No debía haber estado tomando' o 'No debía haber estado usando esa ropa.'
La realidad es que, el violador es el único responsable por la violación sexual y no la víctima. tal como los bancos no son culpables de los robos que les suceden por que intencionalmente tengan mucho dinero en sus cajas fuertes.
Aquellos que culpan a las víctimas no tienen en cuenta que la mayoría de personas son asaltadas por alguien a quien conocen y que creían que era digno de confianza; y en ocasiones las violaciones ocurren en los hogares de las víctimas, donde ellas se creían seguras; y por las circunstancias no tienen el control para cambiar el plan del abusador.
La única persona responsable en una violación es el agresor.


Tipos de violadores

La mayoría de los agresores sexuales son varones, independientemente de que la victima sea mujer o varón. Por otro lado, podemos decir que, hay dos tipos básicos de violadores: el violador con coraje y el violador con poder.
El violador con coraje, típicamente es un extraño. Frecuentemente tiene un cuchillo u otra arma. Amenaza a la víctima durante el ataque y puede lastimarla severamente. También le dice que la lastimará en el futuro.
Los violadores con coraje, tienen un enorme odio contra las mujeres. Quieren degradar y humillar a sus víctimas. Cerca del 20 % de los violadores son violadores con coraje. Para las víctimas, el miedo a la muerte es el punto principal al que se tiene que enfrentar.
El violador con poder, usualmente es alguien quien la víctima conoce, un amigo, un acompañante, un conocido o un pariente. Raramente amenaza a la víctima con violencia física, aparte de la violación en si.
Cerca del 80% de los violadores, presentan esta pauta, es decir violan para experimentar poder y control sobre otra persona. Para la mayoría de las víctimas de este tipo de violador, sus esfuerzos para enfrentarse a la violación, se centran en el punto del rompimiento de la confianza que la violación sexual representa.
Las violaciones de esa clase son planeadas; no son el resultado impredecible de un arranque de pasión. A menudo es un plan sutil y complejo, el cual envuelve amenazas secretas como también movimientos astutos. Por ejemplo, temprano por la tarde el violador pudo haber demostrado su fuerza de una manera velada, jugando luchas, o quizás le mostró a ella su colección de pistolas, o tal vez le menciono de actos violentos que él cometió en el pasado. El propósito es plantar las semillas del miedo que van a socavar sus defensas cuando sea atacada.
Los dos tipos de violadores cometen violación porque lo desean y pueden.


Mitos y verdades

Cuando pensamos acerca de la violación sexual, nos imaginamos a una figura de sombra atacándonos en un callejón oscuro y solitario. Conocemos este temor cuando trabajamos una jornada de noche, vamos a la tienda a las once de la noche o cuando regresamos a una casa oscura y vacía. Usamos tiempo y energía evitando los riesgos. Planeamos y tomamos precauciones. Pagamos un alto precio por esta: renunciar a nuestra libertad.
Para empeorar las cosas, esta imagen del violador del cual queremos cuidarnos, es a menudo diferente a la experiencia de una víctima de violación. Por ello presentamos a continuación una serie de mitos y verdades acerca de la violación para que estés armada con información:
1. Mito: La violación es un acto sexual.
Verdad: La violación es un acto de violencia. El sexo es el instrumento del agresor para generar violencia, humillar y dominar a su víctima, en el fondo es un acto de poder.

2. Mito: Es raro que haya asalto sexual.
Verdad: De acuerdo con las últimas estadísticas, cada dos minutos, en algún lugar, alguien es asaltado sexualmente.


3. Mito: 'Ella lo pidio' Las mujeres constantemente provocan violación por su propio comportamiento: usando ropa escotada, saliendo sola, andando fuera en altas horas de la noche, emborrachándose, besuqueándose, etc.
Verdad: Nadie pide ser asaltado sexualmente, e incluso suponiendo que una mujer deseara que un hombre la tratara duramente, esta mujer desea e imaginan al hombre que ella quiere y escoge, por tanto, no disfruta si tiene que aguantar alguna imposición. El ofensor, no la sobreviviente, es el responsable por el crimen.

4. Mito: 'La mayoría de los asaltos sexuales son cometidos por extraños en lugares desconocidos'.
Verdad: Más del 60% de los asaltos sexuales son cometidos por alguien que la sobreviviente conoce. El 40% de los asaltos sexuales ocurren en la casa de las víctimas y el otro 20% ocurre en la casa de un amigo, vecin@, familiar o en el trabajo.

5. Mito Solamente las mujeres que caminan solas por la noche pueden ser víctimas de una violación. Si las mujeres permanecen en sus hogares estarán seguras.
Verdad: Para 1990, el 75% de los casos denunciados por violación, en las agencias especializadas en delitos sexuales, se cometieron en las casas de las víctimas, según datos proporcionado por la procuraduría general del D.F.

6. Mito: La mejor manera para las sobrevivientes de recuperarse del asalto sexual actuar como que nunca paso nada y dejarlo a un lado, seguir con su vida y ser normales otra vez.
Verdad: Hablar del asalto sexual quizá sea una parte esencial del proceso de sanación para las sobrevivientes. De cualquier manera ninguna sobreviviente nunca debe ser forzada a hablar, pública o privadamente. Todas las sobrevivientes tienen el derecho de ser apoyadas y validadas no importando en donde ellas estén en su proceso de sanación individual o cuánto tiempo ocurrido hace del asalto sexual.

7. Mito: El hombre no puede controlar sus impulsos cuando se excita exualmente y por eso viola.
Verdad: La mayoría de las violaciones son planeadas, al menos parcialmente, por el agresor.

8. Mito: Los violadores siempre son desconocidos.
Verdad: De las violaciones denunciadas, el 21.5% fueron cometidas por parientes (padres, hermanos, tíos, primos); el 45.5% cometidas por conocidos (amigos, vecinos, compañeros del trabajo; el 3% por enemigos; y el 31% por desconocidos, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

9. Mito: Solo las mujeres jóvenes, bonitas, atractivas, con faldas o pantalones ajustados son víctimas de violación.
Verdad: Los violadores escogen a sus víctimas, sin tomar en cuanta sus atractivos físicos. Las víctimas son de todas la edades, etnia, religión. Nacionalidad, estado civil y clases sociales. La agresiones sexuales las puede sufrir tanto un@ bebé como una persona anciana, y el aspecto físico no es ninguna garantía. En las violaciones denunciadas, el promedio de edad de la víctima es de 13 años y La gran parte de las víctimas son mujeres y niñas, aunque muchos hombres y niños también son violados.



10. Mito: Los violadores son anormales, pervertidos sexuales, con impulsos sexuales insatisfechos. Solo los hombres enfermos o locos violan a las mujeres.
Verdad: Los estudios han demostrado que muchos de los violadores son casados; que en general llevan una vida sexual activa y muestran un comportamiento, que la gente a su alrededor considera normal. Es decir, que no se necesita estar loco para pensar que no es censurable forzar sexualmente a una mujer. De hecho, muchos hombrees piensan así. Por eso decimos que la sociedad está enferma.

11. Mito: Los violadores son alcohólicos, drogadictos, vagos, hombres de baja extracción económica.
Verdad: Los violadores de distintas edades, profesiones y clases sociales. Como hay muchos prejuicios y dificultades. Como hay muchos prejuicios y dificultades respecto a este delito, resulta muy difícil detener a los responsables.
Aquellos que tienen más recursos económicos pueden escapar más fácilmente de la justicia y por eso no se les encuentra en las cárceles ni su datos aparecen en los registros.

12. Mito: Las mujeres inventan que han sido violadas. Existe un alto porcentaje de información de supuestas violaciones.
Verdad: Los estudios han demostrado que solo el 2% de las denuncias se violación, son falsas.

13. Mito: Ninguna mujer puede ser violada si no quiere. Defendiéndose y ofreciendo fuerte resistencia ante el violador, se garantiza la seguridad personal de la víctima.
Verdad: Algunos violadores logran máxima excitación ante la resistencia de la mujer y la atacan mucho más. Además, la inmensa mayoría de los violadores mantienen a la víctima amenazada con un arma mientras la violan.

14. Mito: Muchas mujeres no informan que fueron violadas por que saben que ellas lo provocaron.
Verdad: La decisión de informar o no depende de múltiples factores, incluyendo la reacción anticipada de la familia, amigos y comunidad en general. Además depende de la confianza o desconfianza que tengan en las instituciones policiacas y judiciales, que manejan los casos de violación.

15. Mito: El agresor sexual puede ser identificado tan pronto como se acerca a su futura víctima.
Verdad: Como en el caso de otros crímenes, resulta imposible reconocer a un agresor anticipadamente.


Recuperándose

La violación sexual cambia de tajo la vida de las mujeres. Una violación no es una cosita sencilla que se pueda dejar olvidada en el pasado al día siguiente que sucedió. Por lo general, las víctimas de estos eventos, que en su mayoría son mujeres, caen en fuertes crisis que pueden tardar mucho tiempo en superarse.
Una persona en esta circunstancia necesita apoyo, no ser juzgada o recriminada por haber sufrido una agresión sexual. Es importante que se sientan apoyada y aceptada por quienes le rodean y que se busque un apoyo profesional.
La victima necesita saber que fue el plan del violador, y no sus acciones lo que llevaron a la violación sexual. Necesita escuchar que él es un criminal y que ella no es cómplice del crimen sino más bien fue la victima. Necesita entender que sus reacciones durante el asalto, ya sea que escogió no poner resistencia o gritar o cualquier otra táctica, fue lo que ella necesitaba hacer para sobrevivir. Solamente sus instintos podían decirle de cuanta violencia era capaz él en esos momentos, y ella hizo bien en confiar en sus instintos. Sea que ella escoja procesarlo legalmente o no, es importante que la animamos a que se ponga en contacto con alguien entrenado para trabajar con víctimas de violación, a fin de que su proceso de recuperación comience lo mas pronto posible.
Para la víctima de una violación, el ataque es solo el comienzo. Después de esto puede que experimente por lo menos algunos de los siguientes sentimientos y reacciones:

•Miedo a que regrese el violador.
•Frustración con el proceso legal. Sin esperanza de que se pueda tomar acción alguna.
•Destrucción de su confianza en otros, aun aquellos que no tienen nada que ver con la violación.
•Sentimiento de total aislamiento.
•Miedo, temor, vergüenza, enojo, tristeza, soledad.
•Tal vez se sientan traicionadas.
•Con deseos de hacer daño a alguien o a sí misma.
•Buscando la manera de protegerse.
•Con miedo de ir a lugares donde podría estar presente el agresor.
•Con ansiedad todo el tiempo.
•Inconforme consigo misma o con su cuerpo.
•Devaluada.
•Deprimida.
•Con perdida del autoestima.
•Sentimiento de culpabilidad, de que de algún modo ella causó que ocurriera la violación.
•Perdida del sentido de control.
•Perdida del sentido de seguridad en lo que la rodea.
•Reclamarse a sí misma, que ella debió haber hecho algo más para prevenir o evitar la violación.
•Cicatrices físicas y/o incapacidades.
•Sida u otras enfermedades de transmisión sexual.
•Embarazo.
•Trastornos del dormir.
•Ira mal dirigida a ella de parte de su esposo o compañero.
•Critica y/o algún desprecio de parte de su familia y amigos, y aun la sociedad en general.


Solicita Ayuda

No te sientas culpable de haberte convertido en víctima de una violación sexual. Nadie tiene derecho a hacerte daño por causa de tus opiniones, apariencia física, lugares que frecuentas o la clase de personas con quien andas.
Aun cuando las mujeres nos sentimos muy mal, muchas veces nos cuesta buscar ayuda y apoyo, porque nos han enseñado que nuestro deber es resolver los problemas de los demás, dejando los nuestros “para después”, que no llega nunca. A la vez, hemos aprendido a callar las cosas que no nos gustan o nos hacen daño porque nos hemos tragado el cuento que todo lo que nos pasa es culpa nuestra, porque “nos la buscamos” o porque “no nos damos a respetar”. Entonces, mejor callamos cuando nos hacen daño, para evitar ser juzgadas mal y para no herir a las personas que nos rodean.
La mayoría de las mujeres no reportan a las autoridades su violación, se calcula que solo menos del 10% lo hacen, muchas víctimas no le cuentan a nadie en absoluto.
Al escoger enfrentarse a la violación por si solas, muchas de ellas creen que el mantener la violación secreta es la única manera de volver a tener el control de sus vidas. El miedo de ser culpada de la violación, así como el sentirse aislada, contribuyen a su decisión de no decir nada a nadie, al menos por lo pronto.
Sea que la víctima confié o no en alguien, tal vez pueda que este en estado de choque por unos días. Esto sirve como una especie de anestesia a la mente y cuerpo como una manera de ayudarle a la víctima a sobrellevar la violación. Puede que la víctima se sienta fuera de la realidad, o sienta una inhabilidad para procesar lo que está sucediendo
Relativamente pocas de la víctimas de violación sexual, deciden buscar ayuda profesional. Sin embargo para muchas mujeres, puede ser de gran ayuda el hablar con una persona que sea segura, compasiva y que le brinde apoyo. Algunas victimas también pueden beneficiarse de hablar con una persona profesional que este entrenada para tratar con asuntos de violencia sexual. Con ayuda de una profesional, la víctima puede comenzar a:

•Dejar salir el montón de abrumadoras emociones, causadas por el ataque, incluyendo el temor, la tristeza y la ira.
•Sobrellevar los sentimientos de soledad.
•Aceptar sus sentimientos.
•Enfrentarse a la realidad del ataque y la validez de sus reacciones.
•Recuperar el sentido de control sobre su propia vida.
•Entender y evaluar sus opciones.
•Hacer decisiones informadas y racionales.

Si la victima acaba de ser violada, la primera preocupación, es que ella este segura, que tenga un lugar seguro donde quedarse y personas de confianza con quien estar.
A la mujer que desea reportar la violación a las autoridades, se le anima que vaya a un hospital de inmediato, para que reciba un examen por el personal medico entrenado.


Cómo superar las secuelas de una violación

La psicóloga Lorna Norori, especialista en atención a mujeres abusadas sexualmente, explica que para una mujer que ha sido violada, volver a la vida normal puede ser muy difícil y a veces lleva mucho tiempo. Ella indica que no hay dos violaciones iguales, ni dos mujeres que reaccionen igual ante esta dolorosa experiencia. Cada quien vive su proceso a su manera
Lorna Norori señala que es muy importante que la mujer que ha sido abusada logre procesar la agresión, los miedos que vivió y los que vive todavía. Una de las secuelas más graves de la violación es el sentimiento de impotencia, la sensación de no poder hacer nada para protegerse. Entonces, es esencial que la afectada se convenza de que tiene las oportunidades, capacidades y fortaleza para seguir adelante. La base de la recuperación es el empoderamiento que la mujer vaya adquiriendo.
El solo hecho de hablar de lo sucedido, romper el doloroso silencio, platicar con alguien que entiende la terrible experiencia de una violación puede ayudar a liberarse y a sanar.
Una violación es una agresión de la que puedes recuperarte con ayuda y apoyo. Es un acto de violencia contra tu cuerpo, pero puedes lograr que no dañe tu estima y tu espíritu.


Brinda ayuda

En el proceso de recuperación, los familiares más cercanos de la mujer agredida juegan un papel muy importante. Lo más apropiado para la recuperación de la afectada es no tratar a ella como culpable o con ñàstima, sino como persona que vivió una situación dolorosa y terrible. Es conveniente reconocer lo valiente que fue y está siendo por haber sobrevivido, darle mucha ternura y recordarle que es valiosa como ser humano.
El acompañamiento de la pareja es fundamental. Acompañar a la mujer significa, entre otras cosas, creerle, no acusarla, tener paciencia para escucharla todas las veces que tenga deseos de hablar de lo que pasó o para respetar su silencio.
Otra dificultad que enfrentan algunas mujeres violadas es el temor a reanudar su vida sexual. A veces no soportan siquiera ser tocadas por nadie. Este estado, también hay que respetarlo. Si una mujer se siente apoyada y amada, superará el rechazo y volverá a una vida normal, pero si la presionan, sólo va a empeorar.
No hace falta ser un familiar o una psicóloga para apoyar a alguien que ha sufrido una violación. Todas y todos podemos ayudar: escuchando con serenidad y ternura, sin hacer preguntas morbosas, sin echar culpa o la responsabilidad por lo ocurrido a la persona violada, sin tenerle lastima, guardando la discreción sobre lo escuchado...
Si sabes de alguien que ha sido víctima de una violación sexual, tu puedes ayudarle:

•Si tu familiar o amiga te informa que ha sido violada, siempre recuerda que no ha sido su culpa.
•Ayúdale a buscar un lugar seguro donde quedarse. Escúchale con paciencia y no te formes opiniones por adelantado. Bríndale tu cooperación y apoyo para obtener asistencia.
•Dialoga con la persona; trata de convencerla de que consiga asistencia médica. Ofrécele tu compañía.
•Si tu amiga o familiar está muy herida, es importante llevarla a algún centro de salud que atienda emergencias.
•Anímale para que se examine con un médico, aunque no quiera denunciar el crimen a la policía. Ella puede tomar la decisión de denunciar un tiempo más tarde.

Algunas Recomendaciones


Denuncia la violación
•No acudas sola. Necesitaras apoyo. Haste acompañar por aglùn familiar o persona de tu confianza.
•Trata de recordar el mayor nùmero de detalles que permitan hacer un retrato hablado de tu atacante.
•Una denuncia ràpida es màs eficaz. Procura ir sin bañarte, con la ropa que llevabas puesta durante la agresiòn. Puede suceder que al intentar defenderte, hayas conservado en tus uñas piel o cabellos del agresor. Conserva todas las pruebas. Si no puedes o decides no denunciar de inmediato, se vale que lo hagas dìas, semnas y hasta meses despuès
•Tus decalraciones son estrictamente confidenciales.
•Los servidores pùblicos que te atienden tienen como obligaciòn ayudarte en el proceso que te permitirà hacer cumplir la ley
•PIDE EL ACTA DE DENUNCIA Y GUÀRDALA.

Hacerte inmediatamente una prueba de embarazo
Si la regla no te bajó en la fecha que te tocaba, tienes derecho a una prueba de embarazo gratuita, con la presentación de tu acta de denuncia. Llama a orientación y quejas del sistema de salud del DF, allí te indicarán a donde dirigirte. Si estás embarazada, te expedirán un certificado médico firmado y sellado. No te vayas sin esta documento.
Para tu mayor tranquilidad, pide también un examen que permita detectar posibles infecciones de transmisión sexual.
•GUARDA EL CERTIFICADO MÈDICO FIRMADO Y SELLADO.

También puedes informarte acerca de la anticoncepción de emergencia
La anticoncepción de emergencia es un método que previene el embarazo, que no es abortivo y se utiliza después de una acto sexual sin protección, como es le caso de una violación.
Es la misma píldora anticonceptiva normal que se compra en cualquier farmacia, solo que se toma en forma y dosis distintas.
Si ya estas embarazada NO funciona y no se recomienda como anticonceptivo de rutina.

BIBLIOGRAFÍA

Violencia (Bibliografía temática) Krauss, Luz del Carmen / Suárez, López Rocio /de la Rosa, Hernández Amalia. Cuernavaca Morelos 1990
Centro Para Mujeres CIDHAL ( centro de documentación)

Folleto informativo “Violada. No hay tiempo que perder”, Grupo de Información en reproducción elegida GIRE

http://boletina.puntos.org.ni/anteriores/bole49/rompiendo_silencio.html
Puntos de encuentro
http://www.cuedad.org.pe/lacomisión/nlaboo/violenciasexual.php#up
Verdad y reconciliación
http://www.mvwcs.com/s_rapeassault.html
Del valle servicios de crisis para mujeres

Datos personales

Mi foto

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Tenemos por objetivo coadyuvar en la eliminación de la violencia de género, en el Estado de México a través de la terapia.

Los principales temas que trabajamos son la violencia hacia las mujeres de la diversidad sexual y mujeres que se encuentran es situación de violencia familiar.

Brindamos atención psicológica individual, de pareja, de grupo (constelaciones familiares), psicoterapia con hipnosis Ericksoniana, peritajes psicológicos en caso de juicios familiares y penales.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual, a través de cambios significativos al interior de las personas.

 Elena Vega

http://www.desarrolloymovimientoenequilibrio.pagina.gr

 

sociedadequilibrio@yahoo.com.mx

0445520718202

59923182

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual