jueves, 10 de mayo de 2012

COMO SUPERAR UNA RUPTURA AMOROSA


Cuando nuestra pareja decide que ya no quiere estar con nosotras, es una de las situaciones más difíciles por las cuales atravesamos las personas, o por lo menos las que decidimos entrar en “el fascinante y doloroso mundo del amor en pareja”.

Por lo regular nos quedamos con un tumulto de sentimientos que nos reclaman por atención, entre ellos: enojo, venganza, dolor, tristeza, amor, devastación, incredulidad, negación, ganas de que la otra persona regrese, fuerza para luchar por mantener a tu lado a quien amas etc.

Esto en algunos casos, otras formas de enfrentar la ruptura es: andar o salir de inmediato con alguien más “un calvo saca a otro calvo”, hundirse en el trabajo, en el alcohol, con el fin de reprimir el recuerdo doloroso y seguir la vida como si nada, pero el

Antes de continuar con el tema de la pareja, me parece importante mencionar lo siguiente: Los duelos no se dan solo cuando alguien muere, estamos en un proceso de duelo cuando nos despedimos de algo, alguien se va, nos cambiamos de casa, cuando tenemos que dejar ir algo que nos es querido, amado, que creemos necesitar o que nos acompañó por un largo periodo de tiempo, etc.

¿Por qué es importante ver esto?, porque una ruptura con la pareja, es un duelo, y los duelos son un proceso, no ocurre de manera automática que nos libremos de las emociones que nos traen las perdidas, necesitamos saber que hacer con nuestra nueva situación.

Se dice que en un duelo pasamos por varias etapas, 1) la negación, 2) el enojo, 3) la tristeza, 4) la negociación, 5) la aceptación.

Algunos autores y autoras agregan o quitan algunos estadíos, además de advertirnos que no es un proceso lineal, es decir, no se trata de indudablemente estar en el paso uno y luego pasar por el dos y así sucesivamente, mas bien las etapas pueden estar presente en todo momento del proceso, hoy me siento triste, y mañana enojada, en la mañana siento que no puedo vivir sin el o ella y en la tarde quiero olvidar todo lo que pasó, etc. además tampoco es necesario pasar por todos los estadios.

Independientemente de las complicaciones que estas etapas suponen, existe una agravante más, cuando rompes con una pareja, ésta pareja sigue viva, no desaparece de la faz de la tierra y muchas veces es necesario enfrentar llamadas telefónicas, encuentros casuales, a las amigas(os) mutuos, espacios compartidos, si la ex pareja habló de seguir siendo amigos(as) enfrentar las salidas de la otra persona con alguien más, etc.

Una vez planteado el problema y la complejidad del mismo, me gustaría exponer algunas sugerencias que podrían ser útiles para poder superar con éxito una ruptura o el duelo al separarse de una pareja, tomando en cuenta la teoría de el duelo, reflexiones propias basadas en experiencia profesional y vivencias que otros y otras han compartido con migo.

1) LA NEGOCIACIÓN

Por eso te esperaba con la carita empapada
que llegaras con rosas, con 1000 rosas para mi,
porque ya sabes que me encantan esas cosas
que no importa si es muy tonto soy así
y aunque parece mentira, que se escape mi vida
imaginando que tu vuelves cada tarde por aquí…
Canta: La Oreja de Van Ghog


Para poder comenzar a trabajar con la aceptación de la pérdida, lo primero es darnos cuenta que ya perdimos la relación, que ya no existe, que ya no esta más para nosotras, cuando aún estamos con las ideas de: “es temporal”, “regresará en cualquier momento”, “me ama y lo dijo porque estaba confundida”, “se fue por un capricho”, “para mi seguimos siendo pareja”, “cuando yo quiera regresa” etc. no es posible avanzar en la despedida y el acomodo de este evento.

Lo recomendable es hacer un esfuerzo por buscar pruebas de realidad, y con esto quiero decir que hagas frente al hecho de que ya no habla por teléfono, ya no se ven (o por lo menos no tan seguido), voltea a ver a tu lado y observa como ya no está, acepta que no llamó en esa fecha tan especial, deja de justificarle cuando se comporta como si tu no valieras nada, admite que no le importó si necesitabas ayuda, toca su ausencia y su desamor, oblígate a contactar con ese momento en el que el corazón se rompe y la realidad abruma, ese momento en el que te das cuenta que ya se fue.

Muchas veces lo negamos porque es en extremo doloroso, porque no queremos que eso pase, y por ningún motivo queremos que nos duela, pero ya nos está doliendo y efectivamente ya se fue.

Pareciera cruel sugerir esto, es como calvarse una daga en el corazón o como un suicidio samurai, sacándose las viseras con un innombrable dolor, pero cada vez que la otra persona no llega, no llama, no está, le vemos con alguien más, se burla, nos dice que no nos ama o que no regresará, es como perderle una y otra y otra y otra vez.

Ese es un sufrimiento constante que no termina, y la herida se hace mas profunda cada vez, no nos mata, pero nos deja con una autoestima deplorable, con un miedo a las relaciones que se convierte en terror, nos deja con odio, resentimiento, vulnerables… antes de llegar a eso, antes de acumular tantos recuerdos dolorosos, mejor acéptalo, ya se fue, no te ama.

Es mejor que te lo digas tu, ha escucharlo una y otra vez de labios de ella o de el.

La casa a empezado a crujir se ha empezado a caer habrá que salir de aquí
Canta: Ana Torroja

Parte de este darse cuente, es estar atenta a la relación constantemente, estar con una persona, por lo general no es para siempre. Reflexiona en todas las relaciones que conoces, ¿cuantas duraron eternamente? Son pocas o ninguna dependiendo de tus ideas religiosas.

Las parejas no son para siempre, cambian, mutan, se tuercen y muchas veces desaparecen, es importante que estés atenta, existen relaciones que ya no funcionan, pero pasa que nos aferramos tanto a la idea de que si funcionan y son perfectas, que no prestamos atención a lo que nos indica que la otra persona ya no está.

No des por hecho que todo está bien porque están casadas o viven juntas, por el ritual de unión en la playa o frente a las amigas, no des por hecho que ella te ama por que tú la amas.

Una relación puede estar muy mal, pero si ambas partes tienen la intención de estar, de arreglar las cosas, si la paciencia, el amor, la energía y las ganas existen en ambas para estar, entonces se puede seguir adelante.

Pero ten cuidado, tienes que escuchar, observar, prestar atención a la otra persona y como se comporta, de muchas maneras te puede estar diciendo que el amor ya no le alcanza, que ya no tiene la paciencia y que de diferentes formas ya dejó la relación.

Lo pude mira en tus ojos ayer, tu estabas tan lejos no había que decirlo,
Tu prisa era una ave queriendo volver y dejar cielo atrás los ratos vividos
Con una mirada me diste a entender que aunque ya me
avisabas que te había perdido tu boca mintiéndome un beso
hubiera ojos cerrado de no haber notado tu prisa…
Fernado Delgadillo y Gonzalo Ceja


2) LAS MEDIAS TINTAS EN LA RUPTURA

Yo perdida entre la confusión, de no saber si sí o si no,
Voy esquivando tus miradas, yo que he sido tu peor error
me quedo con la sensación de no tener las cosas claras
Canta: La quinta estación


A veces resulta que supuestamente se rompe con una relación pero no es tajante, es decir ya no son novias, pero siguen viéndose los fines de semana, se toman de la mano y al final del día terminan peleando como si fueran novias, o ya quedaron de nos seguir adelante con la relación y siguen llamándose por teléfono diciéndose: mi amor te extraño, o se siguen despidiendo con un beso en la boca, o tienen sexo casual.

Todas estas actitudes ambiguas, termina siendo dolorosas porque aunque te diga que te extraña, te ve los fines de semana y tengan sexo casual, en realidad las cosas siguen mal y todos estos eventos no son para seguir juntas, solo son patadas de una relación que se ahoga y cada vez que te das cuenta que no funciona, duele y haces tu agonía larga.

Te recomiendo que no lo hagas, si rompieron no le hables todos los días, no le digas amor, te amo, no des besos en la boca, dejen a un lado el sexo de ocasión, eso no ayuda a romper, no ayuda a olvidar y seguir con el siguiente capítulo de tu vida.

Además suele ocurrir que estas etapas nebulosas de la relación en las que no sabes si siguen o no, son mal interpretadas por alguna de las dos, pasa que una cree que aunque ya dijeron que rompieron, si se dan un beso, o la llamas, es porque ya regresaron o tiene oportunidad y cada vez que la otra pone distancia o dice no, se siente traicionada, rechazada y usada, lo que lleva a enojo, reclamos resentimiento y en ocasiones venganzas innecesarias.

Esta forma de estar pero no estar, te atan a la relación rota, no puedes salir y divertirte, estar abiertamente con alguien más, estar segura que terminaron y dar vuelta a la hoja, porque las cosas no están claras con tu ex, y entonces viene la presión, la tensión, culpa y sobre todo reclamos, discusiones y lágrimas.

Ahora que, si estas saliendo de una relación de dependencia, si ambas saben que ya no es posible estar juntas pero también ambas tienen miedo de estar solas o creen que no podrían vivir una sin la otra, puedes llegar a una negociación, pero no del tipo mágico en el que si hago esto entonces mereceré a la otra y regresaremos, más bien un acto consciente en el que ambas saben que se están utilizando para que la soledad no las hiele de terror.

De esta manera tal vez podrían iniciar viéndose más espaciadamente, dejar paulatinamente de decir te amo, ayudar a la otra a no decirlo, dejar poco a poco de agarrarla de la mano, empezar ha hablarse menos por teléfono, cambiar la comunicación por un mensaje de texto una vez al día etc.

Lo anterior acompañado de trabajo personal, como retomar tu vida de soltera, salir con amigas, pasar más tiempo con tigo misma a solas, hacer planes para tu futuro, ir a terapia y trabajar tu dependencia o miedo a la soledad etc.

Esta alternativa de ir poco a poco dejando la relación es muchas veces un chasco, no sirve, porque alienta la dependencia y la tentación de caer en la relación es mucha, si lo haces ten cuidado de hacer el trabajo personal.

3) NO ES TU CULPA

Te fusite para siempre
Y siempre al recordarlo
Concidero que fue
Todo culpa mía
Canta Concha Buika


Pasa en muchas ocasiones, que nos echamos la culpa, por la ruptura, nos decimos obsesivamente: “algo de mi no es lo suficientemente bueno y por eso se fue”, “porque soy poca cosa dejó de amarme, de desearme, no quiso estar con migo”, pero no es así.

Nos estancamos en ideas lacerantes como: si bajo de peso entonces regresará, si soy más coqueta regresará, ¡o aún peor! Nos decimos cosas como: “jamás nadie se quedará con migo porque soy sosa, tonta, fea, insípida, etc.”, “por eso se fue, soy horrible”, “no conseguiré pareja, soy tonta”, “no soy una persona que despierte el amor o el deseo”, “tengo mala estrella”, “Son mis caderas o mis pechos o mi cara, mi nariz, mi sentido del humor”, tu agrega lo que te dices a esta lista interminable.

Las ideas obsesivas: “si arreglo esto en mi, ella regresará” y la peor: “no tengo arreglo, jamás nadie querrá estar con migo” son un corrosivo para el alma, destruyen la estima, total que hacen daño.

Y además no son verdad, no importa lo que hagas, ella no regresará, y si regresa las cosas del pasado estarán presentes todo el tiempo, lo importante cuando te estés culpando por su partida, cuando estés enojada con tigo misma por ser: tan alta o chaparra, flaca o gorda, vieja o muy joven, por trabajar tanto o por estudiar, por tener el cuerpo que tienes o la familia que tienes… DETENTE! Haz un lato en el tren de tus pensamientos, porque… NO y repito NO es tu culpa.
No dejes fluir estos pensamientos todo el tiempo, permítetelo una hora, media hora, pero no todo el tiempo, haz un alto e introduce la siguiente idea:

Ella tiene derecho a irse.

Y la repito:

Ella tiene derecho a irse y no es tu culpa

Otra vez:

Ella no esta obligada ha amarte o quedarse, tiene derecho a irse y no es por ti, es por ella.

Que te parece este concepto, así como tú tienes derecho a irte porque quieres experimentar otra cosa, así como tienes derecho a irte porque las personas cambiaron y dejaron de interesarte. De la misma manera ella tiene derecho a irse, a cambiar de opinión, tiene derecho a irse, no es tuya, no te pertenece, ella se pertenece a si misma.

Por ejemplo: ¿te acuerdas de cuantas personas se quedaron sin ti?, ¿a cuantas personas les desdijiste que no?, ¿cuantas veces algo en ti te dijo: “es tiempo de irse”?, ¿recuerdas si fue culpa de alguien?, ¿de quién?, ¿tenían algo de malo las personas?, ¿que pasó?

Esta reflexión es solo para tranquilizarnos, no es nuestra culpa, si te dice que si fueras diferente te amaría, entonces no te ama a ti, desea a un persona que es diferente a quien tu eres, no estoy diciendo que no existan las negociaciones entre pareja y que no sean válidas.

Las negociaciones en la pareja pueden tratar sobre: *donde dejar la ropa sucia, *que hacer los fines de semana, *que palabras usar al pelear, *las labores domésticas, *el dinero y el aporte del mismo etc.

Pero no es correcto que tengan que ver con quien eres tu, la negociaciones no deben y no puede ser algo ofensivo o denigrante, la persona no te puede pedir dejar de amar a tu familia o dejar de ver a tu familia, dejar de ver a tus amigos, dejar de trabajar, tener otro cuerpo, que te dejen de gustar los gatos, que te guste hacer cosas en la cama que tu encuentras repulsivas etc.

La vida cotidiana y sus cosas están en discusión y constante negociación pero quien eres tu NO.

Si la otra persona decide que tu NO eres lo que busca como pareja, no tiene que ver con tigo, tiene que ver con ella y que busca de la vida, el problema no eres tu, el problema no es ella, simplemente así es la vida, así es el amor.

Por otro lado recuerda que tú tienes el 50 % de responsabilidad sobre la relación el 50 y solo el 50, la otra mitad le corresponde a ella.

Si, la ruptura se dio por una enfermedad tuya (violencia, alcoholismo, drogadicción, etc.) es tu responsabilidad buscar ayuda y sanar, y tu responsabilidad es estar a salvo y cuidarte.

Pero si no es así, si antes de conocerla estabas sana, ahora que se va, tu vida espera por ti, entonces eres libre, estas sana, completa, vive!!!

El culparnos ya no sirve de nada
Culpa tuya, culpa mía
Culpa nuestra o de la vida
Canta Tamara


4) AYÚDATE A VIVIR SIN EL O ELLA

Habrás notado que no te busco,
que pasa el tiempo y no voy por tu casa,
Que no frecuento lo sitios que pasas,
He renunciado a ti
porque es pura fantasía nuestro amor
Canta José José


Una de las peores cosas que pasan cuando una pareja se va, sobre todo cuando la relación llevaba ya algún tiempo, nos ronda la idea de que sin ella nos llena un vacío inmenso, que el mundo se ha quedado gris y sin posibilidades, simplemente sin ella no sabes que hacer, le extrañamos en un extremo que llega a la desesperación; haber si lo siguiente te suena:
“Las dos íbamos al gimnasio juntas todos los días en la tarde, los domingos era para nosotras en la casa, los miércoles íbamos al cine juntas, todas las tardes pasaba por ella al trabajo y ahora que no esta no se que hacer, me siento sola, sin rumbo, la extraño y pienso en ella todo el tiempo, me dan tantas ganas de hablarle, de verla, de saber que ha hecho, y no puedo más, siento que sin ella no puedo vivir, que la necesito”.

Después de ella el mundo cambia y no vuelve ha ser igual, sin ella las cosas cambian, las actividades cambian y no vuelven ha ser igual nunca más, es verdad todo esto, y es triste y desesperante, pero, la vida no acaba, tu vida no acaba, ¿te acuerdas que antes de conocerla tenías una vida?, una sin desesperación, una en la que hasta te reías y te sentías satisfecha, ¿te acuerdas?

Este es el momento de recuperarte a ti misma como persona individual, tus gustos, tu música, tus amigas, tu familia, ir a las clases de equitación, y tus tardes escribiendo el libro que venderá millones, vuelve a ir con tu hermana a los museos o invita a tu prima a valle de bravo, tu tenías una vida llena y plena antes de ella, recupérala, existen miles de cosas que tenemos que dejar de hacer como seres individuales al tener pareja, porque cuando tenemos pareja no podemos pensar solo en nuestro tiempo y nuestras actividades, en nuestro deseo, también pensamos en la otra porque la amamos, porque queremos coincidir.

Pero ya no más, ¿dejaste de ver películas de terror porque a ella no le gustan? Has una fiesta del terror, ¿salías tempranísimo de casa para acompañarla al trabajo y darle un beso de despedida en frente de su oficina? Despiértate tarde!!, no llegues a casa, coquetea, ve a todas las mujeres hermosas en la calle, eres libre de ser tu todo el tiempo, eres libre de hacer de ti lo que quieras.
Que se queden con ganas ellas que están casadas, tú eres libre de imaginar, de ir de hacer de besar, de recuperar plenamente tu vida.

Se que al principio cuesta trabajo, en realidad no quieres ver a nadie, quieres llorar todo el tiempo o hablar de ella y de cómo la extrañas, se que es difícil alzar el teléfono y hablarle a alguien más que no es ella, pero si te quedas viendo las cosas que las rodearon en los bueno tiempos, recordando una y otra vez que no la tienes, entonces las cosas estarán estancadas mucho tiempo, y el sufrimiento te llenará todo el tiempo.

Si quieres recuperarte de este golpe emocional, si quieres dejar atrás el dolor y la devastación de perderla, es importante que te levantes y planees tus días, que te des el tiempo de decidir que quieres hacer hoy, y no solo pensar que hacías con ella los martes, date el tiempo de pensar que cosa agradable puedes hacer hoy después de tus actividades, algo que no tenga que ver con ella y lo que hacían algo que tenga que ver con tigo y solo con tigo.

Esto no es para evitar el dolor, salir, hablar con otras personas, ir al cine, no son excusas para evitar el dolor, es la forma en la que estas reconstruyendo tu vida, la forma en la que estas recuperándote. El dolor y la tristeza, te acompañaran a donde vayas y es mejor que les hagas caso, la idea no es fingir que nada pasa, o hacer como que no te duele, es recuperarte y tener la confianza de que sin ella tu vida sigue y puede ser tan satisfactoria y hermosa como tu lo decidas, no como ella y su partida te lo marquen. Del dolor y como se atraviesa por el ya hablaremos.

Recuerdo un pasaje de un libro de El amante de lady Chatery, decía algo como que durante los años, durante el tiempo de convivir con alguien, infinitos hilos se enredad de mi hacia ella y de ella hacia mi y que al tratar de despegarnos es difícil porque hay que desenmarañar todos estos hilos, recuperar los míos y ponerlos en su lugar, y dejar libres los de ella, para que nada te retenga, para poder irte en paz, recuperar lo que es tuyo y regresar lo que es de la otra. Me pareció lo más impactante del libro, e hizo una descripción maravillosa de cómo seguir adelante con tu vida después de una relación amorosa.

Parte de recuperar lo que es tuyo y déjale lo que es de ella, tiene que ver con proyectos, creencias, ideas, planes, costumbres, etc. a veces no solo tiene que ver con que hacían juntas los viernes en la tarde, a veces es más que eso, tiene que ver con exigencias o ideas, por ejemplo: la costumbre de viajar, parece divertido, suena divertido, pero puede ser que antes de conocerla no viajaras tanto, y que más bien era una prioridad para ella, ojo si después de ella sigues en ese ritmo de exigencia con tigo misma por viajar, ese es un momento ideal para parar y preguntarte si esa idea, si esa urgencia es tuya o le pertenecía a ella, si es de ella suéltalo y busca tu propio concepto de viajar.

Conocer a alguien puede cambiar tu vida, y mientras estas con esta persona puede valer la pena seguir este tren de vida, pero si no esta, ¿vale la pena?, ¿eres tú?, ¿quieres incorporarlo a tu vida? Quieres viaja compulsivamente o es el recuerdo de que por ella había que viajar tanto. Recuperar la libertad, ser soltera, es también recuperar tus ideas, hacer limpieza de hábitos, costumbres, estilos de vida y también recuperar las partes de ti que dejaste abandonadas o en espera, todo por la relación de pareja.

Esta limpieza de hábitos de ideas, creencias o costumbres que aprendimos de la otra o que hacíamos por amor a la otra, a veces son adquisiciones muy valiosas, que cambian nuestra vida y nos hacen crecer y a las que jamás renunciaríamos, pero existen otras de las que podemos prescindir.

Sería ideal que nunca dejáramos nuestra vida, que no dejáramos de ver a las amigas, ni las tardes con la abuela, las películas de caricaturas, el yoga y el queso gouda, pero si ella es intolerante a la lactosa, es celosa, y nosotras no queríamos despegarnos de ella ni por un segundo, las cosas cambian, nuestra cotidianeidad cambia y poco a poco, nuestra vida de solteras desaparece o queda muy tenue, y un día nos encontramos diciendo: ella pagaba la luz y yo sacaba la basura, ¿en donde se paga la luz?, ¿yo prefería dejar de ver a mi abuelita por estar con ella, las amigas no la soportaban por celosa y mejor deje de frecuentarlas, a mi no me gustaba el cine de arte y hoy fui a ver algo que no me gustó, intenta que no te pase, pero si ya es un hecho, reconstruye, recupera y aprende.

Que pasa cuando lo que compartían era un poco más e invade otras áreas de tu vida y no solo tu cama y los planes de pareja, que pasa si compartían amigas, escuela, oficina, etc.


En el caso de la oficina, la escuela, las clases compartidas, etc. en donde no se involucran los sentimientos de otras personas más que los tuyos, y cada vez que la vez el corazón se te hace chiquito, te paralizas o te dan ganas de llorar, las cosas cambian, se torna difícil, porque no puedes escapar, o repruebas la clase, o te quedas sin trabajo o dejas tus estudios y a veces no es posible, algunas personas lo hacen con tal de no verla, pero en otras ocasiones no se puede.

Te recomiendo que busques nuevos lugares donde sentarte, donde no te sientas tan incómoda, cambia tu rutina, si siempre llegaban juntas y tarde, llega temprano, si bajaban por el ascensor, baja por las escaleras, si para ir a la sala de juntas pasabas por su oficina busca otra ruta, si almorzaban juntas, cambia tu horario de comida e invita a alguien a comer con tigo, apaga el celular si recibías mensajes de ella durante el día etc. esto no es para evitar verla o evadir el dolor, eso es para que crees nuevas rutinas en tu vida, rutinas que tengan que ver con estar bien y disfrutar, crear nuevas rutas que te muestren que la vida es más que lo que hacías con ella, y que el espacio que comparten no es una extensión de ella y por ello una constante de tortura, no permitas que todo el lugar se convierte en ella, el espacio es mucho más, si cambias tu rutina tan solo un poco, cosas impresionantes pueden pasar, atrévete.

5) NO TRATES DE EVITAR EL DOLOR, LLORA TODO, TODO, LO QUE TENGAS QUE LLORAR

Ay amor mió que terriblemente absurdo es estar vivo
Sin el alma de tu cuerpo sin tu ladtido
Canta-autor Aute


A veces el dolor es tan grande, que lo único que queremos es que termine, pero ¡ya!, queremos que cese el sufrimiento y la tristeza, es indescriptible la sensación de pérdida, duele el alma, duel en partes que no son tu cuerpo, entonces se comprende perfectamente porque se cree que el alma existe, te duele el cuerpo pero también lago más y es aplastante, angustioso, y lo único que pensamos es: ¡QUE ESTO TERMINE POR FAVOR!, lo quiero dejas atrás por favor.
Llegamos con las amigas a preguntar como hago para olvidarla, o con la terapeuta, como hago para no sentir, las promesas a dios, las noches de llanto interminables, el cansancio, que termine ya por favor.

Pero no hay forma de escapar del dolor, la única forma es dejar que esté y atravesarlo, es como si quisiéramos pasar un pantano sin pasarlo, desafortunadamente si quieres recuperarte, si quieres un día voltear a ver tu pasado sin dolor, si quieres sanar de esta pérdida… es necesario llorar, estar triste y sucumbir a la idea de que esa relación fue importante y que te da tristeza haberla perdido.

No podemos adelantar los procesos, “No podemos hacer que el río corra mas rápido, porque le río fluye”, (por cierto título de un libro).

Si quieres dejar de sentir tanto dolor, tanta tristeza, la respuesta no esta en olvidar o en no sentir, la respuesta es dejar que la tristeza esté porque tienes derecho a estar triste, no por ella, la que se fue, mas bien por ti, porque fue algo bueno para ti en su momento y lo perdiste, con tu tristeza y dolor demuestras que las cosa que haces en tu vida, las haces porque son importantes, y si se van, mueren, no salen bien o se echan a perder, te duel, porque te entregaste a ellas, porque tu vida vale la pena y la llenas de personas, situaciones, experiencias que valen la pena y si las pierdes, fueron tan importantes, te parecía que valían tanto, que te duele, honras tu vida al sentir dolor.

Se fue, esta bien estar triste porque una pérdida es triste, es sano estar triste y sentir dolor; si no los sintieras estarías muerta.

Una alternativa es que mientras todo este dolor y tristeza están presentes, te ayudes a pasar por esta prueba dejado de culparte, soltando la esperanza de un regreso mágico e instantáneo, recuperándote a ti misma, reorganizando tu vida, despidiéndote de la relación, quedándote con las lecciones de vida, perdonándola y perdonándote y un día dejará de doler.

¿Cuanto tiempo estará la tristeza?, lo que tenga que estar, ¿Cuanto tiempo más lloraré por ella? El tiempo que tengas que llorar, ¿Cuando voy a olvidarla? Nunca, ella fue parte de tu vida, fue importante será parte de tus recuerdos siempre, pero un día dejará de ser tan importante, porque sobre tu experiencia con ella construiste algo más, un día te despertarás y estarás pensando en mil y un cosas que no tenderán que ver con ella, pero si te encuentras con su foto en un cajón, la recordarás y si te la encuentras en le autobús la recordarás, que tanto duela entonces, depende de que tanto tiempo le dedicaste ahora, si le dedicas todo el tiempo que se le tiene que dedicar a estar triste y que duela ahora, ya no tendrás que enfrenarte a estos sentimientos en le futuro.


6) NO TRATES DE EVITAR EL ENOJO, EXPLOTA, MALDICE, GOLPEA

Maldita sabandija, te odio y te desprecio
Paquita la del Barrio


Una de las cosas que pueden pasar, es que tratemos de evitar nuestras emociones, creyendo que si las evitamos, estamos demostrando que hemos superado la ruptura, o que no nos hizo tanto daño, pero por dentro varias emociones se mezclan y conviven constantemente, haciéndonos sentir enojadas, vulnerables, tristes etc.

Parece que hacer como si no pasara nada es lo mejor, pero no es así, inevitablemente nuestra emociones van ha salir de una manera u otra, el enojo es una de las emociones que nos pueden meter en un lío fácilmente, así que mejor escoge donde y cuando es el momento adecuado para explotar, llegar a los golpes, a la destrucción de propiedad ajena o algo parecido, es un error que puede costarnos la intervención de la policía.

Si aparentas que no estás enojada, puede ser que el enojo te agarre desprevenida y hagas cosas de las que luego te puedes arrepentir.

Pero existe otra parte, una en la que no te dejas estar enojada porque aún amas a la persona y no quieres lastimarle ni con un solo pensamiento negativo, pero tu ex pareja hizo cosas hirientes, humillantes, o que te hicieron daño, y tienes todo el derecho ha estar enojada, estar enojada no quiere decir hacer daño, estar enojada no quiere decir odiar o querer matar, estar enojada es tu derecho, y necesitas estarlo para defenderte a ti misa de las acciones que pueden hacerte daño o destrozar tu autoestima, es desde el enojo que podemos decir no, a personas que nos hacen daño.

Por otro lado la idea no es ir y enfrentarle y gritarle en la cara lo mal que te trató, o romperle las fotos en la cara y aventarle el oso de peluche a los pies, o hacer una fogata con su chamarra favorita frente a su casa.

Alto, el enojo no es destruir, el enojo es energía que puede ser canalizada y bien descargada, para que la próxima vez que la veas, tengas bien claro qué fuel lo que te hizo enojar, como lo hizo y que quieres de ahora en adelante en tus relaciones. Saber que fue lo que te hizo enojar, te da la oportunidad de detectar estas mismas acciones en otras circunstancias en otros momentos y con otras personas.

El enojo ciega, la reflexión sobre el enojo te lleva a un auto conocimiento y a tener estrategias para comportarte frente a la agresión.

Dejar que el enojo actúe sin la razón es arriesgado para ti, violencia genera violencia, si tu gritas ella grita, si tu insultas, ella te insultará, si golpeas, ella golpeará, no resuelve nada.

Primero descarga tu enojo, esa adrenalina que llena todo tu cuerpo y te grita desesperada que quiere salir, déjala salir pero de forma controlada, sal a correr, juega basquetball, grita a los cuatro vientos que es una perra maldita, rompe en la intimidad de tu cuarto todas las fotos, (recuerda dejar algunas de recuerdo), escribe un cuento donde la torturas y te suplica perdón, golpea cojines y lánzale dardos a una foto suya, habla con tus amigas de lo maldita desgraciada que ella es, que fue, rompe cartón, tritura latas.

Y una vez que estés calmada, entonces reflexiona que te tiene enojada con ella, ¿hirió tu ego?, fue grosera, irrespetuosa, ¿invadió tu privacidad?, ¿se burló de ti?, ¿te ridiculizó?, que es exactamente lo que hirió en ti que ¿línea traspasó?

Ahora intenta hablar, bajar esos pensamientos de la cabeza a la palabra, díselo a su foto, imagínatela frente a ti y dile exactamente que fue lo que te hizo que esta tan enojada, díselo uno y otra vez, hasta que cuando lo digas estés calmada y tenga coherencia lo que dices, repítelo hasta que no te salgas del tema y dejes en claro que es lo que te enojo.

Después escríbelo, y si en este proceso te dan ganas de gritar de maldecir o de romper algo hazlo, pero ten cuidado de darte cuenta que todo esto es en soledad o acompañada de una amiga o amigo cercano que esté para acompañarte, no frente a ella donde te expones a cometer una locura o que te vuelvan ha herir.

A estas alturas ya te habrás dado cuenta que el enojo en muchas ocasiones viene acompañado de tristeza, y que la mayor parte de las veces detrás del enojo no único que vive es una inmensa tristeza.

Si ya lo viste, entonces es momento de reconocer que estas muy triste y que te hubiera gustado que te amara lo suficiente como para que no te hiriera de esa manera, o reconocer que te hubiera gustado hacer otras cosas, decir otras cosas para que ella no te hiriera.

Después de la ira viene la tristeza, déjala estar, te ayudará mucho para seguir adelante.

7) NO TRATES DE EVITAR EL AMOR, SI AUN LE QUIERES, DÉJALO FLUIR

Pero me voy, me marcho porque fue tu decisión,
te amare lo haré si es necesario por los dos,
aquí en mi corazón no te voy a olvidar,
Pues de ahora en adelante, intocable es tu lugar.
Canta autor: Alex Sintec


Una trampa de las rupturas es que después de que nos dicen que no quieren estar con nostras, queremos desaparecer nuestros sentimientos, “si tu no me quieres, yo tampoco te quiero”, y los sentimientos no funcionan así, además si vuelves a leer esta frase suena una niña pequeña de unos 6 años, haciendo pucheros y diciendo: “si no me quieres yo tampoco”.

Trascendamos esta postura, seamos sinceras con nostras mismas, ¿después de todo lo que pasó, ahora la amo? Si la respuesta es si, este es otro sentimiento con el que tendremos que lidiar, porque al irse ella, la destinataria, la única destinataria de este amor, se ha ido.

¿Y que hacemos con tanto amor?, que hacemos con tanto que anhelábamos compartir disfrutar y vivir con ella? Que hacemos con tanto que tenemos para darle?

Por muy maldita que haya sido, por muy hiriente, que la situación se haya tornado, algo nos tenía junto a ella, y puede ser que aún tengamos amor para esa persona, que ella se vaya no quiere decir que nosotras dejamos de quererla, o de amarla profundamente.

Pero ten cuidado de a quien amas en realidad. ¿Amas a quien fue cuando se conocieron o a quien es ahora?, ¿este monstruo que se solaza en tu sangre o a aquella dulzura que te daba de tomar ambrosía? Me he topado muchas veces con esta situación, al preguntarle a una mujer que es lo que ama de la persona que se fue, contestan cosas que ya no son, que me escucha, que siempre estaba a mi lado, que podía contar con ella, que se llevaban bien, etc. al preguntarles: ¿todo esto esta en la actualidad en la relación?, siempre tiene que decir: No.

¿A quien amas?, a la que engañó, a la que te dijo ya no te amo, a la que se fue, a la que ya no responde tus llamadas, a la que al verte te dice: “solo quiero que seamos amigas, será mejor estar lejos un tiempo”, a la que te grito y se burló, etc. ¿a quien amas?

De cualquier forma es importante saber que hacer con este amor, recuerdo una vez que trabajaba con una compañera en un taller de PNL que había terminado con el destinatario de su amor, debíamos encontrar simbolismos sobre la situación en la que se encontraba, resulta que a la conclusión a la que llegó ella es que tanto amor que ella le mostró lo ahuyentó y lo simbolizó como un montón de alpiste en una casa de pájaro, le pregunte que podía hacer con tanto alpiste, dijo: esconderlo, al instante dijo: no, se desbordaría si abro alguna gaveta, ¡mejor lo tiro!, dijo emocionada. Yo por mi parte me espanté, no quería tirar algo preciado (aunque fuera simbólicamente) en un ejercicio tan delicado y se lo dije, pero ella riendo me dijo: ¿oye porque te asusta eso?, no pudimos trabaja más en este punto.

Pero tiempo después vino a mi la respuesta, el amor que sobra no lo escondes, ni lo tiras, lo entregas, es mejor entregar todo ese amor de una u otra forma, pero no plantándole un beso a la fuerza, o quedándote cerca haciéndote daño, se entrega haciendo algo por la otra persona, llevando a cabo un gran acto de amor, la pregunta es. ¿Qué acto y cómo?

Si ya no podemos entregar este amor de pareja apasionado, si ya no podemos decir y escuchar de sus labios te amo, si sus caricias están vetadas, y no podemos hacer lo que hacen las parejas, las amantes, ¿qué hacemos con este amor?
en cada sombra tu cuerpo recuerdo,
ya se donde descansar
Donde me voy a quedar
Hasta el fin del amor
Canta: Presuntos Implicados

Algunos actos de amor que recuerdo y que me impactaron han sido: la entrega de la casa donde vivieron juntas, abandonar un espacio de trabajo para que la otra se sintiera bien, seguir en contacto como amiga, dejarla ir, cuidar sus cosas mientras ella encuentra un espacio donde irse, bendecir su camino.

Estos actos fueron hechos con el único fin de hacer bien a la otra persona, y darle algo preciado y valioso, entregando entonces el amor que no puede entregarse de la manera que deseamos.

Los actos de amor son más exitosos cuando entregas algo que la otra persona realmente quiere o necesita, y para saber que es lo que la otra desea o le es urgente, debemos conocerla y querer lo mejor para ella, en ocasiones es difícil hacer lo que la otra desea porque se trata de lago difícil y doloroso para nosotras, por ejemplo el simple hecho de dejarla ir, pero hacer algo bueno por la otra, puede traernos tranquilidad, satisfacción, y la posibilidad de saciar estos sentimientos que nos llenan cuando amamos a alguien, mimarla, consentirla, protegerla, ternura, ganas de que esté bien, disfrutar junto con ella etc.

“yo no quiero esconder mi amor, yo no quiero olvidarte” dicen en una canción el grupo musical Enanitos Verdes.

8) DEJA DE IDEALIZARLA

Sabes que aunque te creía perfecto
Por la ley de causa y efecto
Hoy pagas por cada error


Cuando recién ha pasado la ruptura, nos puede pasar que idealicemos a la persona que se fue, diciendo que ella era perfecta, que no encontraremos a nadie mejor que ella, la situación está tan reciente que no vemos nada más, y es normal, parte de estar enamoradas o estar en un compromiso de pareja, es la idealización de la otra.

Pero en esta etapa de la vida, es decir la ruptura, idealizar no es conveniente, no te ayuda a ver hacia tu futuro con buenos ojos, te da una sensación de que el 70 % de tu aire de repente se fue, y sin el suficiente aire no puedes vivir con calidad.

Te recomiendo que y voy a citar una frase de la carabina de Ambrosio: bájale, bájale de espuma a tu chocolate, bájale la bastilla tu pantalón, quien se fue es una persona y punto.

Por otro lado idealizar después de que a pasado un tiempo de la ruptura tiene que ver con muchas otras cosas, por ejemplo: con un amor no entregado, con sentirte devaluada, con no haber cerrado bien el ciclo con esa persona, que cuando pasó estabas en una etapa especialmente vulnerable de tu vida o puede ser un reflejo de algo más que pasó con otra persona significativa en tu vida, abuelita, mamá, papá, tío, hermana etc.

¿A que nos lleva idealizar? A cometer el mismo error de manera repetitiva y obsesiva, ¿cual error? Buscar a esta persona una y otra vez, ya esa literalmente, buscar a la misma persona, a esa mujer y a nadie más, o andar buscando la en otras mujeres, de esa manera pasa lo que dice un poema:

“nadie se parece a mi amada, ni siquiera mi amada”.

Y… ¿porque ni siquiera mi amada?, porque ella no es perfecta, y esta emocionalmente inaccesible para ti, ella se fue por una razón, y no va a regresar solo porque nosotras estamos obsesionadas y la idealizamos. En el ideal ella nos recibe amorosa, y en la realidad, nos recibe con un: no; y eso en ¡el mejor de los casos!, lo que te lleva a frustración constante y a sufrimiento innecesario.

E visto que a las personas les da trabajo ver que idealizan a alguien, y se debe empezar por ahí, si te dices a ti misma:
 Ella es la mujer ideal, no encontraré a nadie tan perfecta nunca
 Ella es tan hermosa, nadie puede compararse a ella.
 No puedo enamorarme de nadie más
 Nos llevábamos tan bien, jamás podré llevarme así perfecto con nadie
 Ella no hizo nada mal yo eché a perder la relación fue mi culpa
 Todo en ella estaba bien
 Y si alguien habla mal de ella o nombra sus errores te enojas y los niegas

Si te sientes identificada con estas frases, tengo que decirte que la estas idealizando, lo primero que se me ocurre ante esta situación es que hagas un ejercicio de desmitificación.

Se trata de recordar todas esas cosas que la sitúan en un lugar menos celestial y la colocan más en la tierra, por ejemplo: le olían feo las patas, tiraba sus calcetines por la sala, no se lavaba bien los dientes, era testaruda, a veces mentirosa, no cumplía los acuerdos, era tacaña, salía mucho con sus amigas, se emborrachaba seguido, tenía un pésimo sentido del humor, era muy seria, mujeriega, de closet, etc.

Recuérdala en sus momentos más deleznables, los más ruines y egoístas, recuerda sus momentos humanos y fallas.

El siguiente paso es recordar lo perfecto, sus ojos y su manera de escuchar, su forma única y aguda de analizar, su bondad y su entusiasmo, los momentos perfectos entre ustedes.

Para luego poder verla en su totalidad, egoísta y analítica, ojos perfectos y pies olorosos, toda ella, sin perfecciones absolutas pero tampoco una diosa incólume, pura, sin tacha.

Ella solo es un ser humano común y corriente, no es perfecta y hubo días en los que no era posible estar cerca de ella.

Por lo regular eso es suficiente para calmar esta irracional compulsión a verla perfecta. Pero tal vez esto no sea suficiente porque existen cosas detrás que deben resolverse, y entonces debes preguntarte a ti misma: ¿Que pasa, por qué no puedo dejar de idealizarla?:

Algunos ejemplos de lo que puede estar pasando son: - No quiero que me hieran y si a quien busco es perfecta entonces nunca la encontraré y nadie podrá hacerme daño, - Tengo metido en la cabeza que solo debo amar de verdad a una sola persona, que amor verdadero solo hay uno, que si estoy con varias personas me devalúo a mi misma, - Sigo guardando como un tesoro la promesa de juntas para siempre, - Tengo miedo de buscar una nueva persona, etc.

Estaría bien que lo pensaras, y buscaras alternativas para ti, porque idealizar a alguien es terrible por tres cosas: 1) nunca podrás alcanzarla, porque es mucho más que tu, 2) Jamás estarás a su altura y aunque esté a tu lado dudarás de ti y de ella, 3) la personas perfectas no existen y finalmente te decepcionará siendo humana.

Si tienes asuntos pendientes con esta persona que se fue, y eso te ata, resuélvelos, escribe esa carta que nunca escribiste, regrésale el dinero que te prestó, entrégale de manera simbólica tu amor, perdónala etc.

Si te sientes menos que ella, trabaja con tu autoestima, si no lo haces, te seguirá pasando con todas las parejas y no resolverás nada.

Si crees que nadie será como ella y que como a ella no podrás amar a nadie, tienes razón, por alguna razón la forma en la se llega a amar a una persona y a otra es totalmente diferente, por eso si intentas volver a sentir lo mismo no podrás, siempre es diferente, siempre.

Pero que sea diferente no quiere decir que sea menos o malo, o desmerecido, es solo diferente y si quieres volver a amar, estaría bien si te dejas vivir una nueva experiencia de amor, única irrepetible, sin comparación alguna con las anteriores.

Dale su justo lugar, nosotras somos más que parejas, nuestra vida incluye más aspectos, no solo la pareja, ella no lo es todo, aunque parezca, ella solo es parte de tu experiencia, cuando refuerzas el pensamiento de que ella lo era todo para ti, estas despegando los zapatos del suelo, ubícala justo donde va, en la parte donde están las ex parejas, éstas no pertenecen a tu familia, tus amigas, tu iglesia, tu comunidad, no es parte de tu cuerpo, solo es una de tus ex.

Por otro lado hablemos de la culpa nuevamente, recuerda que en una relación a ti solo te toca el 50% de responsabilidad, solo el 50%, no más, si cargas con toda la responsabilidad no estas siendo justa ni con tigo ni con ella, ¿por qué? Pues por que si tú cargas con todo, entonces eres una víctima, una mártir, debido a que no es justo que tú seas la culpable de todo.

Por otro lado, si dices que tu lo hiciste todo entonces que… ¿la otra es boba y no hace nada?, o es perfecta, pero tan perfecta que no tuvo responsabilidad alguna sobre el hecho de que las cosas estuvieron mal en la relación, pero esto es una incongruencia, y surge una pregunta ineludible: ¿por que siendo tan perfecta, no hace nada y no puede hacer nada para llevarse bien con nosotras las viles mortales, con tigo que eres tan imperfecta que tuviste toda la culpa de la ruptura?, Pues que perfecta tan chambona ¿no?

Recuerda, ella tampoco es perfecta, y ella también contribuyó con su 50% a que las cosas salieran mal, dale la oportunidad de ser responsable de algo, dignifica su posición y vela como quien es, una persona, no una diosa o un ser intachable, eso es una gran carga, una terrible carga!! Libérala y libérate del pedestal donde la pusiste.

4) DESPÍDETE

Mírame a los ojos pero frente a frente
Y dime francamente si ya quieres terminar
Canta: Rocío Durcal



Llevar a cabo una despedida formal de una persona que fue tu pareja, es un paso que puede ayudar a que el proceso de duelo solo dure lo que tiene que durar y no sea una agonía larga y tortuosa, trata de no evitar el trago amargo, decir adiós, no solo tiene que ver con sentarse y solo en la cabeza despedirse, aunque es parte importante, toma en cuenta otros aspectos.

Iniciemos por decir adiós frente a frente, en ocasiones esto ni siquiera pasa, pero se puede comenzar con eso, y te recomiendo que estas despedidas es mejor que sean sin beso en la boca, nada de regálame la última noche, ni nada por el estilo. Hacer esto, despedirse frente a frente, sin otro fin, da una sensación de que algo comenzó y algo terminó y que no queda nada pendiente.

En caso de que no puedas hacerlo frente a frente, escríbelo, manda un mail, una carta, etc. todos estos auxiliares no son muy formales y pueden ser interpretados por la otra persona como que ella significa tan poco para ti que ni siquiera le diste el tiempo, el espacio, la delicadeza, para decírselo en persona, y seguramente le va ha doler y se enojará, si lo deseas y te sienta mejor explícale, porque terminas con ella así y no de frente, pero no hagas algo que no quieras o para lo que no estés preparada, este proceso es tuyo, y tu responsabilidad es cuidar tu corazón no el de la otra, por eso te digo: si es lo mejor para ti adelante.

Decirlo, nombrarlo, y tener un borde, e donde inició y donde terminó una relación es útil para poder recuperarte, además de que evitará malos entendidos y dolores de cabeza posteriores.

Uno de los pasos clásicos para poner simbólicamente la relación en le pasado es regresarle sus cosas y que te regrese las tuyas, no te líes en este paso, no detengas la despedida y quieras verle una y otra vez porque falta que te regrese el rosario de tu madre, si ella lo retiene es porque sabe que te importa mucho, es una forma de atraparte, y tu no mantengas de rehén el relicario de su abuelita, eso quiere decir que no has dado ni un solo paso para iniciar tu proceso de duelo y no has caminado hacia tu bienestar.

Otra cosa que es importante hacer es quitar las fotos, saber que hacer con las cartas, cambiar el protector de pantalla donde están las dos dándose besos, si la relación terminó, todo esto no tiene sentido, pero mi intención no es instarte a que lo tires todo a la basura, o lo quemes, la idea es que deje de estar a tu vista donde puede hacerte daño constante, busca un lugar, tira o regala cosas que no puedas conservar y los buenos recuerdos que quieras atesorar, mantenlos en un lugar especial, pero no en tu cotidianeidad, mejor en el closet, o en la caja de zapatos de los recuerdos, o en el baúl más preciado y hermoso, pero no a la vista, como si no hubiera pasado la ruptura.

Este episodio será difícil, seguramente lloraras, te enojaras y te sentirás triste, pero el resultado te dejará un vacío fértil donde plantar nuevas cosas, portarretratos que puedes usar en cosas que te gusten, un nuevo álbum de fotos, todo lo llenas tu y quienes se quedan con tigo.

Parte de decir adiós es renovar las costumbres que habías adquirido al estar con ella, si ella ya no es tu pareja, entonces existen cosas que ya no son operantes, por ejemplo: Deja de referirte a ella como tu pareja, empieza a llamara “mi ex novia” o mi “ex”, o di su nombre, no hables de ella con los antiguos nombres cariñosos, deja las frases que se decían y prográmate para no volverlas a usar dirigidas a ella.

A veces la relación que termina no solo es con ella sino con la familia de ella, si estuviste cerca mucho tiempo, tal vez la relación es entrañable con los sobrinitos, los hijos de ella, su mamá o una hermana, esto también debe ser considerado, también decir adiós a quienes fueron queridos o queridas para ti, te deja con la sensación de que nada se quedó pendiente y que puedes irte tranquila, a veces estas relaciones no terminan y las personas siguen siendo buenas amigas, pero eso tienes que hablarlo con ellas o ellos y estar segura y confiada cuando quieras hablarles o les encuentres en la calle.

Otro punto son las amigas, éstas pueden tomárselo muy mal, puede ser que se sientan traicionadas, tristes y desorientadas, si la separación de ustedes afecta a otras personas, es importante que te des un tiempo para decidir como quieres que se comporten al respecto y luego decirles, y ellas ya te dirán que opinan y que van ha hacer, puede ser que pierdas amigas, o que las relaciones entre ustedes no vuelvan ha ser igual.

Pero debes decidir y actuar, porque la fiesta, la reunión, el café tradicional de los sábados va ha llegar y tu no sabrás que hacer, si ir o no y tus amigas no sabrán que hacer si invitarlas o no, de que hablar, háblalo con ellas, en ocasiones no es solo con las amigas también con la familia, las hijas, es importante hablar con las hijas sobre la partida de tu pareja, a veces si eran muy unidas ella y tu hija, puede ser muy doloroso y confuso, habla con ella.

Si vivían juntas y debes sacar tus cosas de el lugar donde vivían, no lo pospongas, es una forma de aferrarte a la relación y esa parte se queda abierta, queda de acuerdo con ella para el día en que irás y te llevarás tus cosas, si te sientes más segura pídele a alguien que te acompañe ese día, si definitivamente no te sientes bien para ir, pídele a alguien que lo haga por ti, a veces creemos que esto lo debemos hacer solas y nos da pena pedir ayuda, pero si no pides ayuda, te arriesgas a sentirte mal o que las cosas salgan de manera infernal, por ejem: que ella llegue o esté presente y sea una nueva despedida, dolorosa y triste. Con una vez es suficiente, no te tortures.

Si no queda claro que es de cada quien, tendrán que hablarlo previamente, no trates de ir por el sofá que compraron las dos y trates de sacarlo, será un drama, háblenlo antes y en esta plática si lo necesitas ve con alguien.

5) Perdonar

Y si el viento hoy sopla a tu favor
yo no te guardaré rencor
Cantautor: Franco de Vita


Este es un tema enorme que abarca no solo el perdonar a la otra sino a ti también.
El perdón está ligado con el odio, el resentimiento y el coraje, perdonar es dejar atrás estos sentimientos, dejarlos de pensar, de sentir, de cargar.
Se dice fácil pero a veces no lo es.
Algunas cosas que sirven para poder perdonar son:

 Entender que el resentimiento, el odio, las ganas de venganza, el coraje y todos estos sentimientos que te acompañan cuando no has perdonado, te hacen daño, puede ser que tu enojo alcance a la otra, pero a quien lacera más, es a ti, tu eres quien carga con este resentimiento, quien por medio de este odio o recelo, se pone trabas para dejar todo atrás y seguir con tu vida.

 Quien odia sigue guardando un nexo con el sujeto de su odio o a quien no perdona, así que esa persona despreciable sigue siendo parte de tu vida y sigue enfermándote, ¿cuanto tiempo más vas ha permitirlo?

 Otro punto es eso que dicen que del odio al amor existe solo un paso, si sientes eso tan fuerte es porque le amaste profundamente, solo quienes nos importan pueden hacernos tanto daño, así que si este resentimiento es por amor, otra cosa que puede servir es recordar que la persona no te hizo solo daño o no es mala en su totalidad, también hizo cosas buenas. Por eso la amaste, pero esto o es para verla con amor incondicional y suplicar que regrese, es para que de alguna manera veas que en la relación que tuviste, tomaste y diste y que en realidad nadie le debe nada a nadie.

 Existe una cosa más, y es comprender que lo que la otra hizo tenía una única intención, estar bien, y ser feliz y en ocasiones también pensó en ti, no siempre pero se dan los casos, porque es necesario ver que ella lo hizo por su bien?, porque cuando puedes ver que era para ella y no por ti, que era por su felicidad y no para hacerte desdichada, entonces puedes ver las cosas desde otra perspectiva y tal vez calmarte.

Ayuda ver que lo que hizo que te hirió tanto, tiene que ver con su educación, con su historia de vida, con lo que le hicieron otras personas y lo que le dieron, tiene que ver con quien ella es, si puedes ver eso, tal vez puedas empalizar con ella ponerte en sus zapatos y ver que todas tenemos historia y hemos hecho cosas desagradables que hirieron a terceros y así verla como una vil mortal que falla, es egoísta igual que tosas y todos lo humanos.

Si es a ti misma a quien desprecias por lo que hiciste, y no has podido perdonarte, habrá que empezar por ese lado, reconocer que en ese momento te pareció lo mejor, que actuaste por tu historia de vida y tu educación; Si es necesario tal vez tengas que reconocer que tienes un problema, y pede ayuda.

La culpa no sirve de nada si no haces algo positivo y constructivo con ella, te da la oportunidad de crecer, de vivir de manera diferente y ser feliz.

Si hiciste mal no puedes hacer nada, déjalo en le pasado y aprende.

6) SI PRIMERO SE FUE Y LUEGO NO ACEPTA QUE TÚ YA NO QUIERES REGRESAR

Si hubieras respondido cuando te llamé,
Si hubieras amado cuando te amé
Serías en mis sueños la mejor mujer
Canta: Luís Miguel

Si ella tomó sus cosas y se fue y para ti ya no existe marcha atrás, si te has decidido y esa será la última vez que ella se de la vuelta y se valla, pero tu ex no lo ve así y quiere regresar…

No me hubieras dejado esa noche
Porque esa misma noche encontré un amor
Canta: Café Tacuva


Dale tiempo y se firme en la ruptura y tu desición de no regresar, no aceptes un beso o una salida, eso la confundirá y ella no podrá iniciar su proceso de duelo.
Si ella se pone mal y hace cosas inoportunas o intrusivas, si llega a tu lugar de trabajo gritando, si te asusta persiguiéndote o haciendo cosas extrañas, pon un alto.

Es necesario poner límites, no te tientes el corazón, entre más lo haga y tú la rechaces, ella se sentirá triste, frustrada y enojada, lo cual puedes convertirse en lago desagradable después.
Habla con ella dile que “No” de manera clara y directa, no des rodeos que pueden dar pie a diferentes interpretaciones.

Si no funciona, debes tener más alternativas, pide ayuda a tu familia, a su familia, en donde trabajes, y si es necesario a las autoridades.

Si está afuera de tu casa, en la madrugada y te está llamando para pedirte que salgas o si no hace un escándalo en tu casa, busca opciones para que le quede claro que no puede manipularte, si cedes lo seguirá haciendo una y otra vez.
Déjala tranquila por favor
qué no vez
ya no te quiere ver
Canta:


7) ALGUNOS EJERCICIOS DE DESPEDIDA

Cuando llegue el huracán que seguro ha de venir
Por marcharte de mis brazos, por escaparte de mi
Pensaré que fuimos grandes, pensaré que fuimos dos
Tu en tu cuerpo, yo en el mío y en un solo corazón
Canta Luz Csales


Coloca en el lugar donde estaban los peluches, las fotos, los anillos, los pendientes, etc. cosas y fotos, regalos y recuerdos de otras personas que amas, de tal manera que estés rodeada de todo lo que es tuyo y de las personas que te apoyan siempre.
 Entierra, en un lugar lejano a tu casa, una carta o algo que simbolice la relación, puede servir escribir una carta en la que escribas todo lo que muere con esta relación, lo bueno y lo malo, y con que te quedas, dale las gracias por las cosas buenas vividas y también di te perdono por las cosas malas. Este puede ser un buen ejercicio para descargar sentimientos y decir adiós.
 En un lugar cercano a ti siembra una semilla o una planta, simbolizando lo nuevo que viene en esta etapa de tu vida, cada vez que veas esta nueva vida, recuerda todo lo que estas sembrando para ti en el futuro, si no eres muy buena con las plantas, inicia un proyecto.
 Ora forma de simbolizar que algo termina es quemando, escribe una carta, quema una foto (la más fea), escoge un símbolo, no y repito no quemes cosas importantes de las que después te arrepientas, este es un ejercicio de despedida, puedes despedirte de tu rencor, este ejercicio es ideal para esto.
 Me quedo con lo bueno y que hago con lo malo
 Escribe en un corazón todo lo que sientes por ella y que tanto espacio ocupa en ti, esto es una forma de concretar tu amor, de desenredar tus sentimientos y saber donde estás parada, no te olvides de guardar un espacio para la alegría de tu nueva vida.
 Llorar con una amiga, esto es clásico, invita a una o a varias amigas, a tu prima o a tu hermana, a casa y pongan música para adoloridos, griten juntas, maldigan, hablen mal de ella, hagan planes para el fin de semana, esto te ayudará a sentirte acompañada en lo que sientes, te podrás desahogar y no estarás sola acordándote de ella.
 Ten una libretita a la mano y escribe cada vez que los recuerdos o los sentimientos te abrumen, terminando siempre con la frase esta relación ya terminó, quedó en le pasado.
 Haz un dibujo de los sueños que tenían juntas, al final dales las gracias por haber sido parte de tu alegría y diles ya no los necesito más, los dejaré en el pasado para poder tener nuevos planes que pueda realizar, y decide donde colocar ese dibujo, si es difícil dibujar, escríbelo.
 Cada vez que los recuerdos te llenen la cabeza y no te dejen estar en el trabajo o la escuela, haz lo siguiente, acomoda los recuerdos uno de tras del otro, para ello vas ha tener que hacerlos manejables, como si fueran una foto, una vez que los tienes así, como fotos acomodados uno de tras del otro, imagina un gran álbum de fotos donde vas acomodando los recuerdos, finalmente a ese álbum déjalo en donde van los recuerdos. Acomoda todo en el pasado


13) Actúa
Leerlo y pensarlo no te sacarán de la situación en la que estas, actúa, actúa, ACTÚA.

Basta, basta, basta, me arreglo y salgo de casa…
Canta: María Sotrté


Escrito por: Elena Vega


Si has leído hasta aquí, tal vez lo que escribí te pareció interesante, útil, de beneficio para ti o alguien que conoces.
Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia, le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, trabajo remunerado o hazme un donativo con el botón PayPal.
Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.
Gracias
Elena Vega

Datos personales

Mi foto

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Tenemos por objetivo coadyuvar en la eliminación de la violencia de género, en el Estado de México a través de la terapia.

Los principales temas que trabajamos son la violencia hacia las mujeres de la diversidad sexual y mujeres que se encuentran es situación de violencia familiar.

Brindamos atención psicológica individual, de pareja, de grupo (constelaciones familiares), psicoterapia con hipnosis Ericksoniana, peritajes psicológicos en caso de juicios familiares y penales.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual, a través de cambios significativos al interior de las personas.

 Elena Vega

http://www.desarrolloymovimientoenequilibrio.pagina.gr

 

sociedadequilibrio@yahoo.com.mx

0445520718202

59923182

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual