jueves, 14 de enero de 2016

Manejo de la ira y el enojo

¿Qué hago con tanto enojo?
Canalizando en le enojo de manera creativa

Ninguno de nosotros puede escapar del enojo, es un sentimiento humano, para no sentirlo tendríamos
que ser extraterrestres, aunque ni siquiera Spok el ser racional de “viaje a las estrellas” escapó de sentir por lo menos una vez rabia, enojo, cólera, ira, furia, furor, irritación, violencia.
Sin hablar del odio, la impotencia, el rencor, resentimiento, inquina, aversión, etc. Pero una vez que estos o este sentimiento se cuela en nuestro cuerpo y se instala en el cerebro, en el estómago, en el corazón, las manos, las mandíbulas, los hombros y se sitúa como si fuera el rey, el enojo se apodera de todo y no nos deja pensar en otra cosa.
¿Qué podemos hacer con esta situación?, si gritas, destrozas, insultas, amenazas o cumples las amenazas, las consecuencias no se hacen esperar, te corren del trabajo, la situación en la familia empeora, te arrestan, la otra persona te devuelve el golpe o te lías en situaciones mucho más complejas.
Definitivamente dejarte llevar por el enojo, el odio, la inquina, solo sirve para herir a quienes más amamos, meternos en líos legales, y complicar las cosas, pero no quiero poner al enojo como algo terrible de lo cual debemos deshacernos, eso no sirve de nada, en primer lugar porque no podemos evitarlo, enojarnos, es inevitable, no podemos deshacernos de él.
Y por otro lado porque el enojo es útil, bueno, necesario, una herramienta de suma importancia para seguir adelante con la vida, el enojo, aunque nos enseñan que es malo, y que las niñas buenas no lo sienten, es importante y valioso, tiene una intención positiva, solo que mal utilizado incluso un martillo, herramienta tan útil, puede llegar a matar.
El enojo sirve para defender lo que es nuestro, sirve para tener el coraje de enfrentarse a una injusticia, el enojo sirve para que puedas defender tu espacio vital, tu cuerpo, etc.
Pero es necesario saber canalizar el enojo y saber utilizarlo, como decía igual que un martillo, si no sabes usarlo terminas lastimándote el dedo o dando un mazazo a alguien, al enojo debemos escucharlo, prestar oídos, pero no dejar que se siente en le trono, nosotros somos quienes debemos decidir que hacer, cuando, como y con quien, no el enojo, nosotras.
Pero el enojo es energía, pura energía, adrenalina que nos puede cegar y corroer el estómago, por eso debemos encontrar la manera de que no nos envuelva por completo con su marea roja, para ello son viables algunos tips como:
1)      Reconocer el enojo, no evadirlo, ni decir yo no me enojo de nada, yo lo controlo, a mi no me pasa nada, yo puedo mantener a raya el enojo, y con reconocer el enojo hablo de decir: “si estoy enojada, lo reconozco”.
2)      Definir exactamente de que estoy enojada, a veces pasa que estallamos en mil gritos por algo sin importancia o importante pero sobre reaccionamos, se nos pasa la mano y reñimos, alegamos, gritamos, por cosas que parecieran no tener mucha relevancia, pero esto pasa porque eso por lo que estamos gritando no es en verdad lo que nos enoja, podemos estar como un volcán porque alguien movió las llaves de sitio, pero puede ser que esto no sea en realidad lo que nos tiene así de enojadas.
Es importante antes de decir algo o actuar, reflexionar sobre el enojo, ¿qué es realmente lo que me tiene tan enojada?, la respuesta a esa pregunta pudiera parecer obvia, pero no siempre lo es, por ejemplo, las llaves, puede ser que las llaves sean el símbolo del respeto, y que no es la primera vez que sientes que te faltan al respeto, no se trata de las llaves sino de respeto, si tu riñes por las llaves la gente te puede decir pero son solo una nimias llaves, pero si hablas de respeto y de como te sientes las cosas pueden cambiar.
Pero también puede pasar que al parecer estamos enojadas pero en realidad no es enojo, es otro sentimiento, es realmente alarmante la cantidad de personas que prefieren expresar enojo que otro sentimiento, el enojo aparece como un escudo protector del corazón, por lo regular el sentimiento que se oculta detrás del enojo es la tristeza, pero aunque parezca increíble también puede ser que además de tristeza se oculta amor, miedo, ternura etc.
Antes de hacer algo define que te pasa, nombra tu enojo, pero no de manera impulsiva, más bien reflexiva y a solas
3)      Expresa lo que sientes, no solo el enojo, todo lo que sientes, y debes tener cuidado, porque el enojo suele ser una fachada que encubre otros sentimientos, por lo general son de tristeza y dolor, aunque puede estar presente el miedo incluso el amor o la vergüenza.
Si quieres manejar bien tu enojo es importante que te sientes a reconocer todas tus emociones y les des alternativas de expresión, si son sentimientos que no debes expresar ante los demás o que no puedes, por lo menos reconócelos ante ti, háblalos contigo frente al espejo, escríbelos, llévalos a terapia, no dejes que sean la montaña donde se sube tu enojo que es lo único que ven los demás.
Siempre que hablo de esto recuerdo un cuento que habla de las emociones como si fueran seres mitológicos, musas que juegan y se hablan que organizan reuniones y subastas, en este cuento el enojo y la tristeza deciden irse a nadar a un rio a las afueras de la ciudad y están divirtiéndose tanto que anochece y se les hace tarde para regresar a una reunión importante, el enojo es el primero que sale y apresuradamente se seca y se viste con la primera ropa que encuentra, pero ésta era la de la tristeza, al salir la tristeza, no encuentra otra ropa que la del enojo y ambos sentimientos llegan a la reunión, pero la gente se siente confundida, y no sabe bien quien es quien, y solo si te detienes un poco puedes distinguir quien es quien, desde entonces no se han cambiado de ropa y es fácil confundirlas.
Si te acercas y ves de cerca tu enojo y encuentras que es otro sentimiento con la ropa equivocada, dale la oportunidad de expresarse.
Con lo anterior no quiero decir que el enojo no exista de manera auténtica y que nos debamos pasar llorando o riendo en lugar de enojarnos, el enojo es autentico, y tenemos el derecho a estarlo, la cuestión con el enojo es que puede hacernos daño,
4)      Una vez que identificaste tu enojo, exactamente de que es, y has encontrado las otras emociones si es que las hay, y las has expresado o por lo menso reconocido, viene la expresión creativa del enojo, digamos que este sentimiento no es un ser racional con el que puedes sentarte a charlar tranquilamente y le puedes convencer de que se tranquilice, la única manera de poder razonar con el enojo es dándole lo que necesita.
Que necesita, lo primero que se me ocurre es venganza, después se me ocurren otras cosas como aniquilar, desaparecer a la otra cosa o persona, desquitarse, doblegar al otro, humillar, todo con vigor y energía, es como un Hulk, una vez que ha destrozado todo vuelve ha ser David Banner.
Pero la idea es que nadie salga herido, así que ante esto hay alternativas, creativas como: escribir una carta, romper fotos, destrozar un regalo que te dio, salir a jugar básquet e imaginar que es la cabeza de la persona en cuestión, golpear una almohada, gritarle todas las groserías que te nacen del corazón y del estómago a su foto, imaginar que puedes hacerle todo lo que deseas en tu imaginación, y mi favorita, escribir un cuento en el que describes minuciosamente como es que la persona recibe su merecido.
Todas estas alternativas que te comento requieren que tu creas que tienes el permiso y está bien hacerlo, muchas personas se sienten intimidadas ante tanta maldad y dicen NO!, yo no soy capaz de hacer eso, ni en mi imaginación, no puedo, pero el enojo no pide permiso y si no le haces caso y le das salida, te atrapa cuando quiere y a la hora que quiere, así una mujer que decía que le era imposible hacer eso, agarró a golpes a su vecina y terminaron en un juzgado.
También debes vencer la vergüenza, algunos de los ejercicios son para hacerlos sola, sin testigos y sin pruebas de lo que necesita tu enojo, si solo imaginas nadie tiene porque enterarse de lo que anhela tu Hulk personal.
Otra cosa es que debes vencer la tentación de actuar alguna de estas cosas, si lo haces en privado  o lo escribes es para proporcionarte la descarga energética que necesitas, no para perfeccionar la manera de hacerle daño a la otra persona, todavía recuerdo como la forma creativa de una persona para sacar su enojo la llevó a hacer ciertos panfletos difamatorios, lo malo es que terminó en juicio, en psicoterapia y gastando más dinero del que se podía permitir.
La otra cuestión es no postergarlo, nos da por creer que podemos controlarlo todo incluso lo que sentimos, y no es así, si no puedes hacerlo por tu cuenta, pide ayuda, porque tarde o temprano el enojo nos alcanza y tiene unas forma desagradables de manifestarse entre ellas enfermedades psicosomáticas, tics, depresión, adicciones etc.
5)      Si esto fuera todo estaría muy bien solucionaría muchas cosas para todos en el planeta en la comodidad de nuestra casa, pero es importante confrontar, decir a la persona adecuada, en el tono adecuado lo que sentimos, es decir expresar nuestro enojo de manera adecuada.
Para hacer esto es porque ya sabemos:
a.       Si existen otros sentimientos detrás y les encontramos expresión
b.      Tenemos bien definido que nos enoja realmente
c.       La adrenalina no está a tope, y descargamos energía con algún ejercicio
d.      Y sobre todo sabemos que desamaos pedirle a la otra persona llevando propuestas.
En caso de que decidas enfrentar el problema y arreglarlo, con la persona que te la debe debes tomar en cuenta cosas como: Donde, cuando, a que hora, con quien, que le voy a decir y que voy a aportar para solucionar la situación, en que estoy dispuesta a ceder y en que no.
Si no llevas todo esto preparado, las cosas pueden salir mal, mejor prepárate, por cierto si quieres más información sobre esto revisa otro artículo que se llama: “Como pelearse en pareja” en este mismo blog.
Debo decirte que sin esta última parte en la que hablas y propones, no sirve de nada la expresión creativa del enojo, porque el problema seguirá presente, a menos de que se trate de un problema del pasado, enojo con alguien que ya murió o algo que ya pasó, si es con alguien vivo o una situación actual te recomiendo que intentes este paso.
En general el tema del artículo es la expresión creativa del enojo, y he encontrado de especial ayuda la expresión del enojo a través de un cuento, que es lo que te comentaba párrafos arriba, esto tiene muchas explicaciones de su éxito, uno es porque habla de una manera metafórica, que es el idioma del inconsciente, eres libre de imaginar lo que sea y no necesariamente eres tu quien hace lo que tu enojo desea es un personaje, con el que te identificas, pero al fin y al cabo un personaje, pero las sensaciones y las emociones están presentes, y es como si viviéramos lo que se describe, otras explicaciones tienen que ver con las neuronas espejo, y con que nuestro cerebro, trabaja de igual forma si hacemos, que si imaginamos que hacemos, por ello la parte de imaginar sin actuar también es altamente efectiva, pero escribir , usar pluma y papel o teclear algo tiene le plus de que son movimientos físicos que le dan salida a la adrenalina, y si no soy yo sino un personaje le resta culpa.
A continuación te voy a proporcionar algunas ideas de cuentos que le han funcionado a otras personas, si alguna idea te sirve tómala, aunque puede ser muy potente si creas tus propios personajes, por cierto no voy a describir exactamente que hace el personaje principal para invitarte a llenar los vacíos con tu historia y sentir las bondades de la herramienta, inténtalo, si no puedes hacerlo y sigues anegada en le enojo pide ayuda.
YO SOY LA BRUJA
Había una vez una bruja que vivía sola en le bosque, había creado una vida ermitaña y placentera en la que estudiaba a fondo el comportamiento de la magia, de otros estado de conciencia, y disfrutaba de la naturaleza, los árboles y su esencia, los animales, los ciclos de la vida y la muerte, había decidido vivir en soledad porque la gente no la quería mucho, le parecía que eres fea, mal humorada y peligrosa, y todo ello era verdad, pero la bruja también era consciente, de quien era y decidió no hacer daño a nadie ni siquiera a si misma teniendo que soportar a la gente, y el poblado y ella hicieron un pacto, ella se iría al bosque y nadie la molestaría a menos de que fuera una emergencia, la bruja era sanadora de almas, mentes y cuerpo.
No cualquiera se atrevía a ir al bosque y pedirle un favor, pero de vez en cuando se hacían comitivas para visitarla y todo aquel que necesitara sus servicios se unía a la comitiva, esto era una vez al mes solamente, y nadie se atrevía a ir solo, se sabía de terribles historias de la gente que la hizo enojar, así convivía el puebla y ella.
Pero un día unos (niños, aldeanos, faunos) se perdieron en el bosque, y llegaron a su casa, era una casa hermosa, no una choza como se esperaría, la bruja vivía muy bien de su trabajo como sanadora, y tenía ciertas excentricidades en ella, por ejemplo la puerta era de(uvas, chocolate de leche, carne asada) las ventanas tenían (gomitas de sabores agridulces, queso, oro, vino) y los (niños, aldeanos, faunos)  comenzaron a comerse la casa, la bruja supo desde el primer mordisco que algo andaba mal, la casa se retorció y se quejó por el maltrato y advirtió a la bruja de lo que pasaba.
Salió y habló con los (niños, aldeanos, faunos), Por favor no hagan eso mi casa está viva, siente cada mordisco y cada maltrato, no la coman más y regresen por donde han venido.
Pero los (niños, aldeanos, faunos)  al ver que no se los comía, ni era tan macabra como la describían se rieron de ella y en cuanto se descuidó siguieron comiéndose la casa, robaron lo que pudieron y aventaron cosas a los cristales.
La bruja salió nuevamente y les dijo más enojada que dejaran de hacer tantos destrozo, pero los (niños, aldeanos, faunos)  no hicieron caso, insultaron a la bruja y le aventaron huevos cocidos a la cabeza, la bruja enfurecida mando con una sola palabra a los (niños, aldeanos, faunos)  a su casa.
Pero los (niños, aldeanos, faunos)  regresaron, sabían el camino y esta vez llevaron cosas para serruchar los pedazos de la casa y vendieron el botín en el pueblo, poco a poco fueron llegando más (niños, aldeanos, faunos), y empezaron entrar a la casa de la bruja, se llevaron tesoros para ella, recuerdos de su familia y de infancia,
Era insoportable, así que la bruja sin piedad, urdió un plan, no valían las palabras ni las advertencias y los (niños, aldeanos, faunos)  junto con el pueblo sabrían lo que es pasarse de límite con una bruja, pagarían muy caro todos los insultos, los robos y los humillaciones.
Implorarían perdón mil veces, era tan sencillo como decir una frase y chasquear los dedos, así que la próxima vez que los (niños, aldeanos, faunos)  se acercaron ella dijo la frase y chasqueó los dedos…
EL CASTILLO DE CRISTAL
Existía un castillo de cristal en el que vivía una reina y sus dos hijas, el rey había muerto cuando ellas eran jóvenes, y la reina se había hecho cargo de todo desde entonces, sus hijas eran tratadas como sirvientas y debían limpiar el castillo de cristal todos los días por lo menos dos veces, no las dejaba comer, porque sus figura debían ser esbeltas y hermosas, solo un chícharo y lechuga por la tarde, eran las instrucciones de la reina.
Las hijas no conocían otra forma de vivir y la reina las había confinado al castillo sin salir de casa, de vez en cuando recibían visitas que debían ser desinfectadas de los pies a la cabeza, y aunque pueda parecer extraño las princesas conocieran chicos que llegaron a pedir permiso para salir con ellas, la reina se encargó de decapitar a todos y cada uno de ellos.
Pero solo las princesas supieron de estos eventos, “nadie merece estar con mis hijas perfectas” decía la reina.
La mayor logró convencer a su madre para que se le instruyera en una buen colegio, y ser una día una reina como lo era su madre y así se hizo, de esa manera conoció a un carnicero, del que se enamoró, siendo mayor de edad, se enfrentó a su madres y le dijo: “me casaré con el”, pero la reina enfureció, mandó a desnudar a su hija y a exhibirla en el pueblo con un letrero que decía: “soy prostituta”, la golpeó y acto seguido la encerró nuevamente en el castillo.
El carnicero logró escabullirse y hablar con ella, le dijo que si era necesario se la llevaría a escondidas, pero la princesa le dijo que no interviniera, que ella enfrentaría a su madre, así fue como ese mismo día, hizo acopio de todo su poder y se enfrentó a ella, lo primero que hizo fue…
LA OFICINA
En la oficina todos odiamos a (La jefa, El jefe) es déspota, infantil y con un ego enorme cree que por ser mandamás y haber pasado por los puestos más asquerosos, tiene le derecho de gritar, humillar, dejar el trabajo botado, exigir cosas estúpidas etc.
Hoy tengo un plan me he decidido a… porque se lo merece, nadie podrá reconocerme porque…, todo lo tengo estudiado y bien planeado…, jamás se sabrá lo que le hice a esta lacra social, he decidido que una y otra vez yo…, mientras algo dentro de mi goza con lo que hago, le gritaré…, y lo mejor será cuando…, porque no podrá…, estaré minutos, horas, días, semanas si es preciso hasta que pague por todo lo que me ha hecho.
Repetiré… veces lo que más me ha gustado hacerle…, hasta que me canse y por fin me sienta libre.
MI PAREJA
Como es que se puede odiar y amar tanto a alguien no lo sé, será que seguimos enamorados de quien fue, o de quien creíamos que era, pero después de tanto tiempo, de gritos, insultos y de tanta frustración, no sé que hacer, a veces me enoja tanto que me gustaría que mi pareja…, y con eso no estaría bien yo necesitaría que…, tal vez si yo pudiera…, lo he pensado mil veces, mil veces, pero no aguanto más siendo ese haz de luz perfecto y eterno el que me puedo convertir, pagará todo lo que me ha hecho.
Siendo indestructible le intocable, sin corazón y sin dolor, liberaré todo lo que le tengo guardado y no me he atrevido a hacerle o decirle, el amor, la comprensión se quedarán fuera de esto, no más, eso es para los de carne y hueso, ahora que no soy, verá, tendrá que pedir perdón, tendrá que pagar, tendrá que hacer lo que le diga y por fin escucharé de sus labios lo que tanto he anhelado que es…
Le…, para luego…, y una vez que yo… entonces le haré…, le gritaré…, y si no fuera suficiente…, para luego dejar lo que quede en…, e irme a ser feliz, nuevamente a mi forma humana , sintiendo como ese peso que cargaba ya no está.
Si es así, ayúdame a seguir escribiendo, te pido que le des difusión al artículo, me recomiendes como terapeuta o vengas a terapia,  le des a me gusta, hazme una propuesta de colaboración, o trabajo remunerado.
Me puedes escribir a sociedadequilibrio@yahoo.com.mx, llamar al 0445520718202, 5571575096 Celular del D.F. y zona conurbada, doy terapia en del D.F. y en Tecámac.
Gracias

Elena Vega

Datos personales

Mi foto

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Tenemos por objetivo coadyuvar en la eliminación de la violencia de género, en el Estado de México a través de la terapia.

Los principales temas que trabajamos son la violencia hacia las mujeres de la diversidad sexual y mujeres que se encuentran es situación de violencia familiar.

Brindamos atención psicológica individual, de pareja, de grupo (constelaciones familiares), psicoterapia con hipnosis Ericksoniana, peritajes psicológicos en caso de juicios familiares y penales.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual, a través de cambios significativos al interior de las personas.

 Elena Vega

http://www.desarrolloymovimientoenequilibrio.pagina.gr

 

sociedadequilibrio@yahoo.com.mx

0445520718202

59923182

DESARROLLO Y MOVIMIENTO EN EQUILIBRIO A.C.

Nuestra visión es lograr que en el estado de México se respeten y tomen en cuentea los derechos y necesidades de las mujeres, librándolas de la violencia basada en su género u orientación sexual